Disertan sobre la caricatura de Naranjo en el CCUT

Con el propósito de escudriñar la obra del caricaturista Rogelio Naranjo, el escritor Juan Villoro, el periodista Javier Solórzano y el sociólogo Armando Bartra se reunieron anoche en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT).

Durante la sesión, titulada "Rogelio Naranjo y la política", los participantes hablaron sobre el arte del caricaturista mexicano y su trascendencia histórica y política.

Para Javier Solórzano, Naranjo es uno de los caricaturistas que contribuyó a fomentar y desarrollar la visión contestataria mexicana, y quien a partir del humor y la creatividad ha criticado constantemente los abusos del poder, siempre apegado a la realidad.

"Los lectores de periódicos tendemos a ser involuntariamente ingratos, porque puede aparecer algún texto con contenido importante y lo pasamos de largo, incluso nos puede parecer información no hojeable. Sin embargo, las caricaturas se mueven ante el lector de otra manera", explicó.

Solórzano abundó que el lector reacciona ante las caricaturas de una manera diferente, puesto que éstas atraen su atención y los ayudan a estar informado de una manera directa, a través del humor.

En su oportunidad, Juan Villoro consideró que los cartones de Naranjo son como un atributo a la inteligencia y destacó la labor desempeñada por el monero durante más de cuatro décadas, trayectoria en la que sufrió todo tipo de críticas y censuras por parte de la clase política.

El autor de "Espejo retrovisor" afirmó que las caricaturas de Naranjo más que captar la realidad, la reinventan, la transforman y le agregan detalles sin aumentar o exagerar en demasía las facciones de sus modelos. "Sus dibujos se caracterizan por ser siempre proporcionados y veraces", anotó.

Asimismo, abordó la ética presente en la caricatura de Naranjo, quien retrata los temas y a los personajes como son, debido a que expone su personalidad interna, situación que refleja sus acciones.

Por otro lado, Armando Bartra habló sobre la profesión del monero: Es un ejercicio de inteligencia que requiere una gran documentación e información, porque el cartón no sólo es una opinión, sino que va más allá.

Reconoció, además, los recursos comunicativos de los que se vale Naranjo, como la parábola, la metáfora o la alegoría, que ocupa para ofrecer una manera diferente e indirecta de expresar lo que desea.

"El humor y la risa son revolucionarios, la risa no evade la realidad, la enfrenta, a diferencia de la seriedad que sí la evade. Un buen dibujante como Rogelio, es lo primero que veo todas las mañanas, porque me interesa qué dice sobre lo que pasa en el acontecer cotidiano", refirió el catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

La charla, que se llevó a cabo en el marco de la exposición "Vivir en la raya: El arte de Rogelio Naranjo" -presente en el citado recinto universitario-, concluyó con algunas anécdotas del caricaturista, siendo una de ellas el primer cartón que realizó sobre Augusto Monterroso, a petición de Carlos Monsiváis.