Rinde Homero Aridjis homenaje a su padre en "Esmirna en llamas"

El genocidio que cometieron los turcos contra los griegos y armenios durante la llamada guerra Greco-Turca de 1922, que consistió en una serie de conflictos armados entre el reino de Grecia y revolucionarios del Movimiento Nacional Turco del decadente imperio otomano, es narrada por el escritor Homero Aridjis en el libro "Esmirna en llamas".

Con esta novela histórica, presentada anoche en la Librería "Rosario Castellanos" del Fondo de Cultura Económica (FCE), en esta ciudad, el Premio "Xavier Villaurrutia" 1964 rinde homenaje a su padre: Nicias Aridjis Theologos (1900-1986), quien fue un combatiente y sobreviviente del conflicto armado.

"Está basada en hechos reales, principalmente en los que vivió mi padre que era griego. En el pueblo donde nací: Contepec, Michoacán, dejó un par de apuntes autobiográficos antes de morir, él no era escritor, sino comerciante.

"Tras leerlos, me impresionaron y decidí publicarlos apenas el año pasado, ya que durante un viaje a Atenas, luego de la publicación de un libro mío en griego, una sociedad de esmernianos, integrada por sobrevivientes de la guerra, me rindió un homenaje por ser el hijo de un combatiente", señaló.

De acuerdo con el autor, su padre fue uno de los pocos sobrevivientes del conflicto, "él abandonó su ciudad natal para refugiarse en Bélgica y luego en México, ya instalado aquí se traslado en 1926 a Michoacán para contraer matrimonio con mi madre.

"Los esmernianos supieron que mi padre sobrevivió a lo que los griegos llamaron la 'catástrofe del 22', que en realidad fue el genocidio que cometieron los turcos contra los griegos y armenios; ésto fue cuando los turcos entraron a Esmirna y quemaron la ciudad con todos los habitantes", refirió.

La narración de Aridjis toma lugar en Esmirna, lugar natal de Nicias, un ex capitán del ejército griego, quien vuelve tras un largo periodo de combate. La pluma del autor permite sentir la melancolía que se respiraba en el aire de aquella época, producto de la inevitable derrota griega y los constantes recuerdos que precedieron la guerra.

Sin embargo, aún bajo la constante amenaza de los turcos, Nicias emprendió la búsqueda del amor, encarnado en la figura de Eurídice, la joven amada que abandonó al enlistarse en el ejército. El lector de "Esmirna en llamas", aseguran los promotores de la novela, descubrirá que los acontecimientos brutales y sanguinarios, típicos de un conflicto bélico, son amortiguados con gran maestría por el lenguaje poético del autor.

"El personaje de esta novela es mi padre, quien realmente existió y vivió esas experiencias", dijo Aridjis, al tiempo que confesó haberse tardado en publicar las memorias de sus padre debido a que la actual Esmirna no tiene relación con la antigua.

"Son memorias de mi padre, enriquecidas con documentos y testimonios de la gente que vivió es catástrofe", agregó.

El también autor de "Los perros del fin del mundo" recordó que durante su infancia y adolescencia su padre tuvo un recuerdo traumático de esa guerra, "contaba de manera obsesiva este relato trágico y doloroso".

A decir de Aridjis, en esta novela, el lector atestigua la pluralidad cultural de México, "por un lado, tenemos la historia de los mayas, los mexicas y los grupos indígenas y por otro, la de los migrantes europeos que dejaron muchas de sus raíces en este país".