Aboga senadora mexicana por mayor solidaridad con refugiados sirios

La presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de México, Gabriela Cuevas, afirmó hoy que su país debe mostrar mayor solidaridad con los refugiados sirios, cuya situación se torna desesperada.

Cuevas, en entrevista telefónica con Notimex desde Jordania en donde se encuentra en una visita organizada por la Unión Interparlamentaria (UIP), consideró que México debe apoyar a los refugiados sirios.

"Hasta donde tengo conocimiento México no ha donado para apoyar en esta crisis humanitaria que se vive en Siria", sostuvo la legisladora.

Recordó que sólo en Jordania se encuentran 500 mil sirios registrados con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), pero se estima que un millón han huido a ese país árabe cuyo gobierno está haciendo un esfuerzo enorme y que ha dado un gran ejemplo para tender la mano a palestinos e iraquíes en situaciones de crisis.

Según cifras de Naciones Unidas (ONU), hay más de cuatro millones de desplazados en el interior de Siria, un promedio de siete mil personas cruzan a diario las fronteras hacia países vecinos en donde al menos hay un millón 600 mil refugiados registrados, la mayoría mujeres y niños.

Además, agregó Cuevas, el conflicto en Siria no solamente se refiere a una cuestión de números, sino a un problema de tiempo porque el conflicto parece que se prolongará "y se requiere la ayuda de todos".

Subrayó que a pesar de que su país tiene enormes necesidades y hay millones de personas que viven en la pobreza, "México siempre ha sido un pueblo cálido y generoso".

"Mi interés es poder mostrar a México lo que se está viviendo aquí y poder organizarnos de alguna forma para ayudar en la medida de nuestras posibilidades", expresó la senadora.

Señaló que el gobierno debe reforzar su política exterior y recordó que México fue fundamental para el apoyo de refugiados de las dictaduras de España y América Latina, por lo que se mostró a favor de que el país se ofrezca para recibir a refugiados sirios.

México debe recuperar esa generosidad que lo ha caracterizado y que "nos hizo brillar" en el pasado, especialmente cuando acogió a españoles, chilenos y argentinos, reiteró.

Cuevas, junto con una nutrida delegación de parlamentarios de diversas partes del mundo, sostuvo varias reuniones con autoridades jordanas, visitó el campamento de Za'atri gestionado por ACNUR y a las comunidades de refugiados que se han asentado en zonas urbanas.

Para Cuevas, también puede haber otras maneras de apoyar al pueblo sirio además de la ayuda económica, como lo es con el envío de medicamentos, vacunas e incluso con personal médico o de la construcción para los campamentos.

La senadora indicó que al regresar a su país intentará crear más conciencia entre los miembros del Senado sobre lo que ocurre en Siria. "Buscaré al gobierno mexicano para que tenga una mayor cooperación en esta crisis", manifestó.