Admite García-Aspe molestia porque Gigliotti no quiso venir a Pumas

La determinación del delantero argentino Emanuel Gigliotti, ex jugador del Colón, de no respetar un precontrato que ya tenía firmado con la directiva de Pumas de la UNAM e irse a jugar con el Boca Juniors de su país, tiene molesto a la directiva auriazul.

Alberto García-Aspe, vicepresidente del cuadro felino, manifestó hoy que esta situación no los tiene contentos y que será el área jurídica del club la que decida, si se entabla una demanda por lo sucedido.

"No estamos bien, obviamente estamos un poco molestos. Supongo que me hablan por la situación de Emmanuel Giggliotti, la situación que se suscitó con Boca (Juniors), a final de cuentas el jugador toma esta decisión de ir a Boca", indicó el directivo.

Atribuyó a situaciones ajenas al club universitario el hecho de que el atacante pampero haya optado por quedarse en su país, pues aseveró que las negociaciones se habían dado en buena forma, con todas las partes inmiscuídas para que estampara su firma.

"Yo sé que le habló mucha gente, que lo convencieron y le ofrecieron muchas cosas y ya está, es trabajo de ellos. Nosotros habíamos hecho un trabajo serio, derecho con el representante, nunca nos saltamos, se alargó un poco porque su representante estaba en Europa, para cerrar los contratos definitivos y apareció esto", señaló.

En declaraciones reproducidas por el portal Mediotiempo, García-Aspe hizo hincapié en que ya había negociado con todas las partes necesarias, para conseguir que el argentino Gigliotti viniera a jugar con Pumas, pero que muchas personas, incluído el técnico Carlos Bianchi, habló con el atacante para convencerlo de jugar con los xeneizes.

"Sí, era un precontrato con el equipo que tiene sus derechos federativos, (habló) con el jugador, el representante y en eso (una posible demanda) ya no me meto, ellos ya decidirán, yo hice todo lo que pude en la cuestión deportiva, porque nos interesaba", comentó.