Pide movimiento obrero de EUA alto a deportaciones

La mayor central sindical de Estados Unidos, la AFL-CIO, demandó hoy la suspensión inmediata de las deportaciones hasta que sea aprobada la reforma migratoria, que abre un camino a la ciudadanía para unos 11 millones de indocumentados.

"Es una tragedia que más de mil familias de trabajadores se separen cada día en Estados Unidos, debido a las deportaciones", dijo la presidenta de la Comisión de la Reforma Migratoria de la AFL-CIO, Maria Elena Durazo.

Por otra parte, felicitó al Senado que aprobó la reforma migratoria "por mover a nuestra nación a un sistema de inmigración más justo que permitirá regularizar la situación de millones de trabajadores que son estadunidenses en todos los sentidos".

También llamó a la Cámara de Representantes y a su presidente, el republicano John Boehner, a abrazar la diversidad de Estados Unidos y a aprobar con prontitud la ley de reforma migratoria.

Dijo que el movimiento obrero y sus aliados seguirán trabajando para garantizar que esa reforma brinde más protección a trabajadores, un programa de seguridad fronteriza no militarizada, más razonable y menos obstáculos a la migración indocumentada que busca ciudadanía.

"Queremos una reforma migratoria común con una ruta de acceso real a la ciudadanía y la queremos ahora", aseveró la también líder de la Federación de Trabajadores del Condado de Los Ángeles.