Creadores, limitados a hacer solo arte nacionalista en los 50: Aceves

Convencido de que el arte que se hace hoy es diferente al que se hacía en la década de los cincuenta, el artista plástico Gilberto Aceves Navarro (1931) aseguró hoy que en ese tiempo no se podían pintar obras que no tuvieran un sentido nacionalista.

Durante una charla que ofreció en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado "La Esmeralda", el creador habló de cómo era la enseñanza cuando estudió en la institución, los maestros, los propósitos y cómo estaba la situación en la ciudad para realizarse como artista.

Aceves Navarro, uno de los mayores exponentes del expresionismo abstracto en México, dijo que siendo artista en aquella época, tanto el estudiante como creador, estaban limitados a hacer cosas sobre el nacionalismo mexicano.

Al clausurar el ciclo de charlas "Anecdotario", recordó haber sido invitado a exponer en el Museo Nacional de Historia en el Castillo de Chapultepec con una muestra titulada "Mi Juárez de todos los días", la cual causó polémica y fue cancelada previo a su apertura.

"Se me ocurrió sacralizar la figura de Benito Juárez, a quien le hicieron muchos retratos en su época. El Juárez que me propuse hacer era mi vecino, salía todos los días, era un señor que no tenía nada de sagrado e hice muchos cuadros pequeños de su cara.

"Y luego, la historia creció, lo hice con una cabeza tipo olmeca y le agregue a la Patria, es decir, una niña desnuda blanca. Me gustó tanto que el cuadro que repetí muchas veces, fue "Juárez y la Patria niña"; de tal modo que el entonces director del museo vio la obra y me dijo que la exposición no iba, se cancelaba porque me dijo que no se podía poner a los ojos de los niños a un Juárez violador, a un pederasta", señaló.

Tras reconocer que en aquellos años hasta ahí podía llegar un artista, Aceves Navarro criticó que en aquel tiempo no se educaba, lo que existían no eran maestros, sino "guías de turistas".

"Los maestros cuando hablaban, decían que para dibujar había que hacer ciertas rutinas, desde seleccionar el modelo y dibujar como 'puedas'.

"El sistema didáctico no era técnico, sino empírico, no existían muchas explicaciones, dependían de la practica y sobre ella, los resultados le iban diciendo por donde", dijo el pintor tras criticar que al igual que ayer, hoy, "no existen buenos maestros, sistemas educativos, programas, escuelas y aulas".

Mencionó que en la actualidad existen mayores oportunidades para que los estudiantes lleven su arte a los museos, "pero bajo el criterio de México tienen que hacer cosas de vanguardia".

"Y resulta que la única vanguardia que se les ocurre que existe es la del extranjero, principalmente la inglesa o norteamericana", señaló.

Gilberto Aceves consideró que los artistas hoy "deben de tener las palabras suficientes para establecer un diálogo creativo".

Dichas charlas cumplieron el objetivo de dar a conocer las historias y aprendizajes de profesionales consolidados durante sus años como alumnos o maestros de "La Esmeralda" y compartir cómo es que manejaron el desarrollo de sus carreras tras egresar.