Revelan desplazados acuerdos "mínimos" con gobierno de Chiapas

Indígenas tzotziles desplazados del municipio de Venustiano Carranza el pasado 5 de mayo, revelaron haber alcanzado acuerdos "mínimos" con el gobierno del estado.

El vocero de los más de 500 indígenas, Natividad Vázquez Vázquez dijo que la víspera, el secretario de Gobierno, Noé Castañón León, se comprometió a nombre del gobierno, iniciar el proceso para la compra de un terreno al que serán reubicados.

Abundó que de acuerdo con lo pactado, el gobierno se compromete a apoyar a los desplazados para la construcción de viviendas en sitio lejano a sus domicilios actuales, aun siendo en el mismo Venustiano Carranza, para evitar roces con el grupo contrario.

En conferencia en la plaza central de esta ciudad, donde han enfrentado la lluvia, refirió que la autoridad ha hecho público su compromiso de hacer justicia a las víctimas y aplicar la ley contra los agresores.

Ha quedado claro que tiene que haber el cumplimiento de las órdenes de aprehensión en contra de los agresores que dejaron dos muertos, más de una docena de heridos, más de 75 casas quemadas, saqueo de viviendas, la quema de 25 autos, despojo de tierras y cientos de cabezas de ganado.

"La ley no se negocia por nuestra parte, nosotros como desplazados demandamos acceso a la justicia, las 120 familias requerimos condiciones para volver al municipio, queremos paz, tranquilidad, si no hay cumplimiento por parte del gobierno, vamos a seguir manifestándonos", advirtió.

Ante los compromisos gubernamentales, "los desplazados hemos manifestado nuestra voluntad de alcanzar acuerdos, y en ese sentido, como una muestra de abonar a la atención a las demandas, hemos aceptado trasladarnos a la palapa de la Feria Chiapas", abundó.

No obstante, dejó claro que los desplazados siguen siendo comuneros, dueños de las tierras de las que han sido despojados y esperan la resolución del Tribunal Superior Agrario y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Urbano y Territorial.

Señaló que los responsables de la agresión son "paramilitares" militantes de la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ) del Frente Nacional para la Liberación del Socialismo, José María Martínez y comisariado ejidal, José Vázquez Hernández, entre otros.

Ellos, agregó, son los responsables de la muerte con arma de fuego de los compañeros Sebastián Martínez y Jorge Luis Gómez Gómez; "nosotros somos gente de paz, mientras que los agresores utilizan armas de alto poder, y de eso tiene conocimiento la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE)", expuso.

"Esperamos una reunión directa con el gobernador Manuel Velasco Coello, lo que no ha ocurrido desde el 5 de mayo, por ello, pedimos que los organismos no gubernamentales nacionales e internacionales de derechos humanos estén pendientes del proceso de atención al conflicto", refirió.

Lamentó que el ciclo escolar está por concluir y más de 100 niños no han podido ir a la escuela, mientras que desde el 23 de mayo en que llegamos a la plaza central no se nos ha apoyado en la alimentación.