Presentan en Tabasco Plan Estatal de Desarrollo 2013-2018

El gobernador Arturo Núñez Jiménez presentó el Plan Estatal de Desarrollo 2013-2018, donde una de las prioridades será fortalecer procedimientos y mecanismos para que no ocurran de nuevo conductas indebidas.

Ante representantes de los sectores productivos, sociales y económicos del estado, el mandatario estatal indicó que los tabasqueños vienen arrastrando el gran lastre de la corrupción y la irresponsabilidad en el ejercicio del gobierno.

"Hemos asistido en los últimos años a un doble y gravísimo quebranto: el de las finanzas públicas del estado y el de la moral de quienes teniendo las más altas funciones, optaron por el saqueo de los recursos del pueblo", apuntó.

En el Salón Villahermosa del parque "Tomás Garrido Canabal", resaltó que en los últimos años se defraudó a las instituciones estatales y la confianza de la gente.

Añadió que el plan en sus ejes rectores tiene una enérgica reivindicación del Estado Social y Democrático de Derecho.

"A sabiendas de que la función esencial del mismo reside en proveer de seguridad y justicia a todos los miembros de la comunidad", puntualizó Núñez Jiménez.

Acompañado de la presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) estatal, Martha Lilia López Aguilera, expuso que hoy se tiene claro que en distintos ámbitos de la vida social es urgente intervenir con eficacia.

Con el Plan Estatal de Desarrollo, dijo, se documenta el inicio de un período de trabajo que dará certeza a los empeños y claridad a los propósitos de su gobierno.

Con la presencia de los integrantes de su gabinete, comentó que se desarrollaron 21 mesas de análisis, antecedente de 18 foros de consulta convocados por el Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado de Tabasco (Copladet).

Destacó que el plan constituye una auténtica guía para la acción transformadora de Tabasco.

Cuestiones como los derechos humanos, la igualdad de género, la protección del ambiente, el combate a la pobreza extrema y la atención a los grupos más vulnerables, añadió, reclaman para su tratamiento un enfoque que recorra al conjunto de las instituciones y las políticas públicas.

Expuso que la situación de la que parte su gobierno no es fácil, pues el desastre económico heredado dejó a 57% de la población en situación de pobreza y con altas tasas de desempleo y endeudamiento público.

"Apenas comenzamos a revertir el deterioro del campo tabasqueño, la reducción de la superficie cultivable, de la producción ganadera y la quiebra de diversas empresas agroindustriales", añadió.

Comentó que se enfrenta aún, a pesar de logros tan importantes como la reciente inauguración de la compuerta El Macayo, otros pendientes en el manejo del agua para evitar riesgos y daños sociales.

"Además, tenemos problemas severos en materia de seguridad pública y un aprovechamiento insuficiente de nuestros recursos naturales y turísticos", expuso.

En el ámbito educativo, abundó, tanto la calidad como la cobertura tienen insuficiencias y deficiencias importantes que deberán ser necesariamente subsanadas, en el entendido de que sin capital cultural, conocimiento e innovación, no hay desarrollo consistente y duradero.

Resaltó que la propuesta de su gobierno es una visión de Tabasco para 2038, para alcanzar la condición de un estado con alto grado de sustentabilidad alimentaria, tecnológica, productiva y ambiental.