Software "pirata" pone en riesgo exportaciones a Estados Unidos

En México 57 por ciento del software es "pirata", lo cual puede poner en riesgo al sector empresarial que exporta a Estados Unidos, si la Ley de Competencia Desleal, que en la actualidad sólo es vigente en Luisiana y Washington, se convierte en una legislación a nivel federal.

El estudio "Nuevas tendencias de protección en materia de propiedad intelectual: retos y oportunidades para México", desarrollado por el Imco, expone que las empresas mexicanas exportadoras al vecino país del norte deben regularizar el uso de sus tecnologías como el software, tanto en su producción como en su cadena de proveeduría para cumplir con esta ley.

"La principal amenaza para las exportaciones mexicanas ocurrirá cuando esta ley tenga carácter nacional como lo han solicitado 37 fiscales generales, o bien cuando otros estados que importen más mercancía mexicana como California y Texas la adopten", enfatiza la investigación del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Subraya que México es el tercer país con mayor índice de piratería de software, por lo que regularizar las tecnologías ilegales implica un mayor reto que para la mayoría de sus competidores en ese mercado.

Además, aunque la ley exenta a servicios y productos como alimentos, bebidas, medicamentos y productos protegidos por derechos de autor como los libros o los discos, afectaría directamente a las principales exportaciones manufactureras mexicanas.

En el peor de los casos, enfatiza, una ley nacional de competencia desleal en Estados Unidos impactaría a más de 500 mil empleos en México y cerca de 4.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Ello contrasta con el costo que implica regularizar la situación a través de la compra de software legal con un costo aproximado de 0.2 por ciento de los costos totales del sector manufacturero -principal exportador- de cerca de seis mil millones de pesos.

Por otro lado, debido a que China tiene una tasa de piratería de software aún más alta que la de México, representaría una oportunidad para las exportaciones de la industria electrónica.

Aunque también pone a las exportaciones del sector automotriz en desventaja frente a competidores con menores tasas de piratería de software como Canadá, Japón y Alemania.

Regularizar esta situación implica una oportunidad para crecer el mercado de Tecnologías de Información (TI) en el país, toda vez que incentivaría la adquisición de tecnología con pago de derechos de licencias.

Éstas podrían usarse de forma temporal a través de cómputo en la nube o invertirían en la transición a tecnologías libres, refirió.

"Cualquiera de los casos implica nuevos mercados para el sector de TI del país; si México disminuyera su tasa de software ilegal de 57 a 19 por ciento, que es la tasa actual de Estados Unidos, la industria de TI podría generar 80 mil millones de pesos adicionales y crear 18 mil nuevos empleos en cinco años".

Ante ello, el Imco sugiere informar al sector exportador sobre esta situación, sobre todo en estados como Coahuila donde 62 por ciento del PIB y 20 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA) se relaciona directamente con el sector exportador.

Así como fomentar esquemas para regularizar la situación de software ilegal, especialmente en las pequeñas empresas que se encuentran dentro de las cadenas de proveeduría del sector exportador a través de capacitación e incentivos para regularizar esta situación.

"Si negocios mexicanos logran homologar sus capacidades tecnológicas a las que pondera la industria de la manufactura norteamericana, las manufactureras nacionales podrían adquirir no solamente las ventajas competitivas que aporta el uso de las TI, también ganarán un lugar privilegiado en sus negociaciones comerciales".