Matan a tres mujeres en Pakistán por deshonrar a su familia

Una madre y sus dos hijas adolescentes fueron asesinadas por sus parientes varones en el norte de Pakistán, por "ensuciar el honor de la familia", pues rieron y jugaron bajo la lluvia frente a su casa, informó hoy la policía paquistaní.

Un vídeo de la "feliz experiencia", que ellas mismas grabaron con un teléfono móvil, "las denunció", explicaron fuentes de la policía al dar cuenta del asesinato ocurrido en la pequeña localidad de Chilas, en la norteña región de Gilgit-Baltistan.

Cinco hombres enmascarados irrumpieron en el interior de la casa donde vivían y dispararon contra la madre, quien estaba casada con un oficial de la policía retirado, y sus dos hijas (una de 15 años y otra de 16), de acuerdo con reportes del diario local The Dawn.

La policía, que identificó a los asesinos como el hijastro de la madre y cuatro amigos de él, indicó que el crimen fue motivado por el vídeo, el cual fue grabado hace seis meses pero circuló en teléfonos móviles hasta que fue enviado a uno de los homicidas.

Al observar el vídeo, el hijastro juzgó que "deshonraron a su familia" y trató de "restaurar el honor de su familia matando a las tres mujeres".

La policía trató de arrestar al joven ofendido pero éste escapó, aunque si logró la detención de sus cuatro amigos quienes confesaron el crimen.

Los llamados "crímenes de honor", presuntamente ordenados por una Jirga tribal (consejo tribal), son comunes en el norte de Pakistán, donde las mujeres rara vez son vistas por hombres que no son sus parientes.

Reportes de la prensa local refieren que el año pasado cinco mujeres jóvenes y dos hombres fueron asesinados igual en la misma región, después de que se difundieron imágenes de ellos cantando y bailando juntos en una boda.

Activistas estiman que más de 900 mujeres fueron asesinadas en Pakistán el año pasado "en nombre del honor de la familia".