Llaman a juicio a implicados en atentado contra ex ministro colombiano

La Fiscalía de Colombia llamó a juicio a los implicados en el atentado contra el ex ministro del Interior, Fernando Londoño, ocurrido en 2012 en Bogotá, en el cual murieron dos de sus escoltas, informó hoy la institución.

Ulises Castellanos Beltrán, alias "Apu", y César Augusto Ruiz Gómez, alias "Bigotes", deberán responder ante la justicia por tentativa de homicidio, asesinato, portación de armas y asociación para delinquir.

Según la Fiscalía, los dos acusados forman parte de las organizaciones que planificaron y ejecutaron el ataque contra el vehículo en el cual se desplazaba Londoño el 15 de mayo de 2012, por un sector comercial de Bogotá.

En la acusación se relata paso a paso cómo se llevó a cabo el ataque y cuál fue la actuación de cada uno de los implicados, quienes fueron arrestados tras labores de seguimiento a sus actividades en Cali y la capital.

De acuerdo con el informe, una de las bandas ligadas al atentado se dedicaba al secuestro y homicidio, y estaría liderada por Diego Fernando Tabares, Luis Arturo Mora Ramos, Wilmar Tabares Marín y un individuo que aún no ha sido identificado.

Los encargados del atentado contra Londoño, hombre cercano al ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), habrían viajado semanas antes de la acción desde Cali a Bogotá, donde hicieron conexiones para ejecutar el plan.

Se determinó que para esa fecha Tabares Marín y Luis Alberto Mora se reunieron con Ulises Castellanos en Bogotá con el fin de llevar a cabo las labores previas de inteligencia y seguimiento a la caravana que escoltaba a Londoño.

La Fiscalía recordó que el 15 de mayo de 2012 fue activada en una calle de Bogotá la bomba contra el vehículo en que se transportaba al ex ministro, quien resultó herido y fue llevado a un centro médico para su recuperación.

La explosión causó la muerte del conductor del carro José Ricardo Ramírez Rodríguez y del escolta de la Policía Nacional, Rosemberg Burbano Ramos, y provocó heridas a otras 47 personas, en su mayoría transeúntes.