Enfrenta EUA proceso de regulación para beneficios a parejas gay

Agencias gubernamentales en Estados Unidos trabajan para implementar el fallo de la Suprema Corte de Justicia, que reconoció que los cónyuges del mismo sexo tienen derecho a los mismos beneficios que en un matrimonio heterosexual.

Tras el fallo del máximo tribunal, el presidente estadunidense Barack Obama ordenó al procurador general Eric Holder y a otros miembros de su gabinete revisar lo estatutos federales relacionados con la Ley de Defensa al Matrimonio (DOMA) para implementar las modificaciones necesarias.

La DOMA que fue declarada la víspera como inconstitucional en su "sección 3" -que sólo reconocía al matrimonio entre un hombre y una mujer- es aplicable a más de mil programas federales que contemplan derechos y beneficios para los cónyuges.

La decisión del máximo tribunal impactará en el pago de impuestos en pareja ante el Servicio de Impuestos Internos (IRS), así como el programa de ahorros de retiro denominado Seguro Social, entre otros.

Sin embargo, sus efectos se extenderán a la política del Departamento de Defensa y la ley migratoria que ahora se discute en el Senado.

Unos 70 mil miembros de las fuerzas armadas que ya se han reconocido como homosexuales, luego de la anulación de la ley "No preguntes, no digas" podrán otorgar a sus parejas del mismo sexo beneficios de vivienda, educación o salud, entre otros.

Asimismo, el fallo beneficiará a aquellas parejas del mismo sexo que han solicitado la estancia legal de sus cónyuges inmigrantes en Estados Unidos.

Una enmienda con ese principio no fue incluida en la propuesta migratoria, ante la advertencia de quienes no la apoyaban de que "descarrilaría todo el proceso legislativo".

Hasta el momento, se desconoce cómo se regularán los derechos a las prestaciones federales fuera de los 14 estados donde se reconoce la legalidad del matrimonio gay.

De acuerdo con analistas, la decisión de la corte sienta un escenario para un proceso complicado y polémico en la determinación de la normatividad y regulaciones de la aplicación de las legislaciones que tiene que ver con los derechos de los cónyuges.

El fallo de la máximo tribunal de Etsdaos Unidos, tuvo su origen en la demanda que presentó hace cuatro años Edith Windsor para la anulación de la DOMA, luego de que no le fuera otorgado el derecho a una exención de impuestos para la herencia que le dejara su esposa Thea Spyer a su muerte.

Las autoridades hacendarias señalaban que la liberación del pago de impuestos no aplicaba para parejas del mismo sexo, exigiéndole el pago de más de 363 mil dólares en contribuciones por los bienes heredados.