Comparece ex funcionario de Secretaría de Salud de Tabasco

El ex director administrativo de la Secretaría de Salud estatal, Adalberto Vázquez Gómez, afirmó que la crisis hospitalaria de diciembre pasado fue por la retención de recursos que llegaron a la Secretaría de Finanzas.

Antes de ingresar a la cita que le envió la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), dijo que "nosotros no lo teníamos (el dinero) el recurso se deposita en la Secretaría de Finanzas -que encabezaba José Manuel Saiz Pineda- por parte de la federación".

Con respecto al faltante de mil 900 millones de pesos que se detectó en diciembre por parte de la Secretaria de Salud federal, el ex funcionario mencionó que en la dependencia estatal no se desviaron los recursos porque jamás se recibieron.

Dijo desconocer si directamente Saiz Pineda no envío el dinero, pero el procedimiento es que la solicitud la realiza la Secretaría de Salud a la de Finanzas para ser depositada a una cuenta.

Rechazó que se recibiera dinero en efectivo en la Secretaria de Salud estatal por parte de Finanzas.

Vázquez Gómez, quien fue inhabilitado del cargo a inicios de diciembre pasado, mencionó que cuando no les llegaba el recurso se hacía el procedimiento conforme a la normatividad cada mes; "se enviaba la solicitud, pero no llegaba (el dinero), no nos lo daban".

El ex funcionario se dijo inocente de cualquier acto ilícito y que siempre se actuó en la Secretaria de Salud con la mayor diligencia posible para atender los servicios.

En cuanto a los posibles desvíos en el Seguro Popular, subrayó que eso quedó atendido en su momento en la Auditoría Superior de la Federación y que actualmente se realiza la auditoría al ejercicio 2012.

De igual manera, mencionó que las acusaciones sobre la supuesta creación de "empresas fantasmas" para desviar recursos son versiones "de plumas contratadas".

Reiteró no tener miedo, pero sí será cuidadoso ante las acusaciones en su contra y aclaró que acudió en calidad de testigo, acompañado de un abogado ante la fiscal Luz del Alba Pardo Cruz.