Celebran audiencia preliminar de nuevo juicio contra Berlusconi

La audiencia preliminar del juicio en el que el ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, es acusado de corrupción por haber sobornado a un senador para que se pasara a su partido, inició hoy ante el Tribunal de Nápoles (sur).

A la cita no asistió el ex jefe de gobierno, pero estuvo representado por sus abogados Niccoló Ghedini y Michele Cerabona.

Estuvieron presentes, en cambio, el ex senador Sergio De Gregorio, el sobornado, y el ex director del diario L'Avanti, Walter Lavitola, también acusado y que habría sido el mediador del acuerdo.

Meses atrás el propio De Gregorio reconoció ante los magistrados haber recibido de Berlusconi tres millones de euros (unos 3.9 millones de dólares) para "sabotear" al último ejecutivo de centroizquierda de Romano Prodi (2006-2008).

En ese entonces De Gregorio era senador por el partido Italia de los Valores, que apoyaba a Prodi y su sospechoso cambio de casaca debilitó a la frágil mayoría parlamentaria que sostenía al Ejecutivo.

Según la fiscalía de Nápoles, Berlusconi y De Gregorio estaban unidos por "un pacto criminal" y Lavitola fue el mediador del acuerdo por el que el senador abandonó Italia de los Valores y se pasó al Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) de Il Cavaliere.

La cita judicial iniciada este día ante el Tribunal de Nápoles establecerá si existen elementos para abrir un nuevo juicio contra Berlusconi, condenado el lunes pasado por el Tribunal de Milán a siete años de prisión y a la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos por los delitos de abuso de poder y prostitución de menor.

De Gregorio pidió a los jueces pactar una pena de 20 meses, a lo que accedió la fiscalía, pero su posición podría ser separada en un juicio paralelo .

La próxima audiencia del mismo juicio preliminar fue establecida para el 19 de julio.