Acusa Ecuador chantaje y renuncia a preferencias arancelarias de EUA

Ecuador anunció hoy la renuncia "unilateral e irrevocable" a las preferencias arancelarias concedidas por Estados Unidos a los países andinos que luchan contra las drogas y acusó a ese país de utilizarlas para chantajear.

"Ecuador no acepta presiones ni amenazas de nadie y no comercia con los principios ni los somete a criterios mercantiles por importantes que estos sean", dijo este jueves el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, citado por la agencia oficial Andes.

Alvarado indicó que "las preferencias arancelarias fueron entregadas a los países andinos por su lucha contra las drogas, pero pronto se convirtieron en un nuevo instrumento de chantaje".

"En consecuencia, Ecuador renuncia de manera unilateral e irrevocable a dichas preferencias arancelarias", dijo el funcionario en una rueda de prensa conjunta con el ministro del Interior, José Serrano y la ministra Coordinadora de la Política, Betty Tola.

Añadió que la decisión se adoptó "frente a la amenaza, insolencia y prepotencia de ciertos sectores políticos, grupos mediáticos y poderes fácticos estadunidenses que han presionado para quitar las preferencias arancelarias (ATPDEA), a nuestro país".

El ministro Serrano, por su parte, calificó como "un burdo montaje sin firma de responsabilidad" un documento que denuncia la compra por parte de Ecuador de equipos para espiar.

"Hemos expresado la necesidad de equiparnos con elementos para la seguridad y amparados por el artículo 20 de la Convención de Naciones Unidas, por el Código Penal Ecuatoriano y por la carta de Derechos Humanos", dijo Serrano.

Señaló que cualquier tipo de vigilancia técnica o electrónica debe ser solicitada por la Fiscalía con el único objetivo de precautelar la lucha contra la delincuencia.

"En Ecuador no existen escuchas telefónicas con fines políticos sino solo las que se han dado para luchar contra los criminales. Este tipo de tecnología ha permitido solucionar 100 por ciento de los casos de secuestros", dijo citado por Andes.

La renuncia de Ecuador a las preferencias arancelarias se produce después que Estados Unidos criticó la decisión ecuatoriana de analizar la solicitud de asilo que presentó el ex agente de la CIA, Edward Snowden.

El ex agente está acusado en Estados Unidos de espionaje y dejó Hong Kong el pasado fin de semana para volar a Rusia, desde donde espera viajar a un país que le otorgue seguridad, como Ecuador, Cuba o Venezuela.

Por su parte, el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño dijo esta víspera en Malasia, donde realiza una visita, que la decisión sobre un eventual asilo político a Snowden podría tardar varios meses.

"Nos tomó dos meses adoptar una decisión en el caso de (el fundador de Wikileaks, el australiano Julian) Assange, así que no esperen una decisión más rápida en esta ocasión", explicó el ministro de Relaciones Exteriores.

El creador de Wikileaks está asilado desde hace un año en la embajada de Ecuador en Londres, mientras que Snowden, permanece en la zona de tránsito de un aeropuerto de Moscú.