Presentan estudio de gestión y medición de fuerza laboral

México, al igual que otros países de América Latina, está rezagado en la automatización de los procesos de medición de la productividad, y los que existen están muy enfocados a medir sólo el total de ventas.

Lo cual no refleja con certeza el rendimiento de cada empleado, según reveló un estudio presentado por la empresa Kronos.

El estudio "Gestión y medición de la fuerza laboral", realizado en enero pasado a nivel mundial, demostró que en México los trabajadores laboran casi mil horas más que en países como Alemania, sin que esto lo haga más productivos, ni competitiva a su nación.

Al presentar los resultados del estudio, el director de Marketing, de Kronos, Jaime Cardoso, expresó que se requiere automatizar los procesos de medición para que los propios directivos no pierdan tiempo en realizar esas labores y puedan tomar decisiones pronto.

Detalló que en América Latina más de 60 por ciento de las empresas utilizan el indicador de ingresos por Equivalente a Tiempo Completo (ETC), el nivel de servicio alcanzado es usado por 54 por ciento, la mitad recurre al indicador de ganancia por ETC y 42 por ciento el de cuota de venta.

El indicador que tiene que ver con el retorno de inversión en capital humano lo utiliza 32 por ciento, el de tiempo promedio de resolución 31 por ciento, 30 por ciento el que mide por unidad de servicio.

Las empresas utilizan uno o varios procesos de medición de productividad, y consideró que quienes se basan sólo en el índice de ventas no es el más real, pues si se sienten 10 empleados, puede ser que sólo uno esté produciendo el total de ventas y los otros nueve no hagan su trabajo, por lo cual no es el mejor método para medir la productividad laboral.

Destacó que el reloj checa dos o administración del reloj checador, es el proceso más automatizado en América del Norte y China; el de tiempo y asistencia, México y El resto de América Latina, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y Europa Central; la planificación de horas, en India.

Respecto al "home oficce" (trabajo en casa), señaló que cada empleador debe considerar qué empleados pueden trabajar bajo ese esquema, pues quienes se distraen fácilmente o necesitan supervisión para desarrollar sus labores es mejor que estén en oficina.