Se agrava salud de Nelson Mandela

La salud del expresidente Nelson Mandela ha seguido deteriorándose durante las últimas 48 horas, reconoció hoy el portavoz del gobierno de Sudáfrica, Mac Maharaj.

Maharaj declaró a la radio estatal SABC que la condición de Mandela continuaba siendo crítica, luego que informes independientes revelaron que el premio Nobel de la Paz recibe respiración asistida.

El vocero se negó a comentar informes de prensa de que Mandela estaba en terapia intensiva en el hospital de Pretoria, donde está siendo tratado por una infección pulmonar recurrente, al argumentar que se debía respetar su privacidad.

El presidente Jacob Zuma canceló una visita a Mozambique prevista para este jueves para asistir a una conferencia en materia de infraestructura.

En su visita a las 22:00 horas locales de este miércoles a Mandela, el mandatario Zuma habló con los médicos "que están haciendo lo posible para asegurar su bienestar", señalaron desde la oficina del presidente en declaraciones a la prensa.

Mandela, de 94 años y considerado un héroe nacional en Sudáfrica, está en terapia intensiva desde el domingo pasado, luego que ingresó al nosocomio el pasado 8 de junio, tras agravarse su estado por una infección pulmonar, reportaron medios locales.

El expresidente ha pasado 20 días en el hospital de la capital administrativa sudafricana en lo que es su cuarta hospitalización en seis meses.

Fuera del hospital decenas de personas realizan vigilias con oraciones, rezos y cantos para pedir que Mandela, una de las más grandes figuras del siglo 20, se logre recuperar aunque según reportan medios locales su familia se ha preparado para el desenlace fatal.

El líder de la lucha para terminar con el estado de segregación racial en Sudáfrica, conocido como Apartheid, pasó 27 años de su vida en la cárcel, acusado de actividades terroristas, y más de la mitad de ellos, estuvo encerrado en una prisión de la isla Robben.

En 1994, cuatro años después de su liberación, Madiba, como se le conoce cariñosamente en Sudáfrica, se convirtió en el primer presidente negro de su país, con lo cual inició la transición hacia un régimen democrático.