Wayne respalda logros de homosexuales en defensa de sus derechos

La comunidad lésbico gay, bisexual y transgénero debe ser libre de ejercer sus derechos humanos incluyendo su libertad de expresión, de religión, de asamblea y libre asociación, sin temor a represalias, afirmó el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne.

Al presidir una reunión con nueve líderes del sector para conmemorar el Mes del orgullo homosexual, el diplomático destacó ejemplos de apoyo de Estados Unidos para los derechos de ese grupo poblacional tanto en las Naciones Unidas como en el hemisferio occidental.

El embajador citó al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, quien expresó recientemente que "los derechos humanos y las libertades fundamentales pertenecen a todos los individuos, sin importar su orientación sexual o su identidad de género".

En un comunicado, se informó que al acto acudieron defensores de derechos humanos, académicos, periodistas, blogueros, funcionarios gubernamentales locales y líderes empresariales que han trabajado, desde sus sectores, en el avance de los derechos de dicha comunidad en México.

Los activistas estuvieron acompañados por organizaciones de lesbianas y gays de las Agencias del Servicio Exterior de Estados Unidos, un organismo no lucrativo que representa a personas de ese sector que trabajan en el servicio exterior de Estados Unidos.

Los participantes de la mesa redonda dieron la bienvenida al fallo de la Suprema Corte de Estados Unidos hecha este día al eliminar la Ley de Defensa del Matrimonio.

En la reunión, el grupo de participantes abordó los éxitos que ha tenido el movimiento de derechos humanos de la comunidad lésbico gay, bisexual y transgénero en México y los retos que enfrenta.

Además, el grupo intercambió ideas sobre los esfuerzos que han funcionado en México y en Estados Unidos para avanzar en los derechos de esas personas y también conversaron sobre las posibles áreas de colaboración entre ambos países.