Son tratamiento de adicciones de NL opción de rehabilitación

Como parte de la reintegración social de primodelincuentes por consumo de drogas, el modelo de Tribunal de Tratamiento de Adicciones en Nuevo León representa una opción de justicia terapéutica y su replicación se impulsa a nivel nacional.

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Nuevo León (TSJNL), Graciela Buchanan Ortega, destacó que este esquema iniciado en 2009 ha dado resultados exitosos, y muestra de ello es el egreso de 46 personas que han cumplido el tratamiento y rehabilitación desde distintos ángulos.

"No es nada más que cumplan una pena, esta es una verdadera justicia terapéutica que abarca todos los ámbitos, desde la adicción, el familiar, el social, el educativo y el laboral", señaló.

"La corte del Tratamiento de Adicciones tiene por objeto buscar una justicia terapéutica, que cure el mal que originó que alguien cometiera un delito, en estos casos, cuando se comete un delito bajo el influjo de una sustancia adictiva como es el alcohol, alguna droga o enervante", apuntó.

El requisito para acceder a estas también llamadas "Cortes de Drogas" es que la persona sea delincuente primario y que el delito cometido no sea grave y tenga penalidad menor a ocho años.

Este tratamiento es coordinado, previa selección de candidatos, por el Poder Judicial, con el apoyo de la Secretaría de Salud, quien se encarga de buscar el tratamiento toxicológico, aunado al psicológico, psiquiátrico; también participa el Instituto de la Defensoría Pública, explicó.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal "también tiene la enorme labor de darle seguimiento, ir a hacer visitas domiciliarias, preguntarle a los vecinos, a la familia el comportamiento, mientras que el sujeto en tratamiento tiene que acudir además regularmente a hacerse sus exámenes".

A su vez, "el ministerio público también hacer la suspensión de ese procedimiento a prueba con el fin de que al culminar con 500 días de no consumo de alguna sustancia", remarcó la titular del poder judicial en Nuevo León.

"Esta persona no nada más se reintegró a la sociedad en el tema de la familia, sino que también, por el mismo estado, se busca que tenga un trabajo, si no lo tenía, que concluya con una educación básica o técnica si no la tenía y que pueda en todos los aspectos reinsertarse a la sociedad", apuntó.

Aclaró que dentro de este proceso, a las "Cortes de Drogas" en Nuevo León "no han entrado nada más 46, han sido más de 140, pero muchos de ellos no cumplen con el programa o son expulsados de éste, porque las visitas que hace seguridad pública, los reportes que nada salud, no están cumpliendo con el programa y para eso, también se requiere recurso".

"En las cortes de Estados Unidos se les coloca en el tobillo un ship, a los que están en programa ellos pagan nueve dólares al día y les monitorea cada 30 minutos si han consumido, se hace todo el registro, nosotros queremos aspirar a eso", comentó.

Buchanan Ortega resaltó que en meses pasados, con el apoyo de la Organización de Estados Americanos (OEA), la embajada de Estados Unidos en México y gobierno federal, se inició aquí el Diagnóstico y Creación del Modelo de Evaluación del Tribunal de Tratamiento de Adicciones, con el objetivo de replicarlo a nivel nacional.

El proceso dura un año con el objetivo de colocar el esquema como modelo base pionero y replicarlo a nivel nacional e internacional, esto último con el respaldo de la OEA, a través de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD).

El diagnóstico verificará cómo ha funcionado el Tribunal de Tratamiento de Adicciones del poder judicial en Nuevo León, el tratamiento y procesos llevados a cabo, así como si se cumple con la expectativa trazada en 2004, cuando se empezó a gestar aquí.