En México hay respeto a homosexuales, no a sus derechos: encuesta

En México, cinco de cada diez ciudadanos están convencidos de que un homosexual "nace" con predisposición, cuatro aseguran que "se hacen" y uno prefiere omitir su opinión, aunque la gran mayoría se dice respetuosa de las preferencias sexuales de los otros.

El matrimonio entre dos hombres o entre mujeres ya es reconocido legalmente en el Distrito Federal y en Quintana Roo, sin embargo los tabúes y la discriminación persisten en forma mayoritaria cuando 62 por ciento opina que no hay respeto a sus derechos.

En una muestra representativa de 800 ciudadanos en todo el país, 34.1 por ciento dijo que sí hay respeto, pero 6.2 por ciento aseguró no saber o desconocer del tema, de acuerdo con los resultados de la encuesta aplicada por Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) / Kaleydoscopio.mx.

El ejercicio incluyó una pregunta frecuente entre la sociedad: un homosexual ¿nace o se hace?, ante lo cual 51.6 por ciento dijo que "nacen" con esa predisposición, 39.1 se manifestó convencido de que "se hacen" y 9.3 por ciento prefirió omitir su opinión.

Entre el universo consultado vía telefónica a nivel nacional, prácticamente la mitad (48.3 por ciento) ve a la homosexualidad como defecto moral, una cuarta parte (23) asegura que es una decisión que debe respetarse, una minoría (3.7) la señala como enfermedad, y los menos (9.0) que es una orientación tan normal como la heterosexualidad.

Cuando se les cuestionó qué trato darían a un familiar cercano si manifestara que es homosexual, las opiniones se dividieron y de cada cien, uno manifestó que le alegraría, 79 lo respetarían, cuatro lo aceptarían y casi tres lo apoyarían; pero nueve intentarían cambiarlo, en tanto que dos lo despreciarían, y dos optaron por callar.

Pero las mayores presiones sociales a este sector de la población se presentan, de acuerdo con los encuestados, en la calle (37.3 por ciento), las escuelas (22.9), casa (9.2), trabajo (8.7), bares, restaurantes y centros nocturnos, prensa (4.2%), y otros escenarios (9.5%).

La discriminación se refleja en otros campos de la vida diaria, y 43 de cada cien dijo que afecta para conseguir trabajo, aunque 27 respondieron que "poco", 14.4 que les impacta "algo" y diez que "nada".

La posición de los mexicanos ante la homosexualidad también resultó evidente cuando 95 por ciento respondió casi en automático "no", cuando se les preguntó si en algún momento de su vida habían sentido atracción por alguna persona de su mismo sexo, contra cuatro que admitieron haber experimentado esa sensación.

La opinión en cambio se dividió, en la encuesta levantada el 25 de junio, al hablar de matrimonios gay: 31 por ciento se manifestó de acuerdo, 18.6 muy de acuerdo, 18.2 se opone un poco, 22.8 lo desaprueba y cinco por ciento prefirió no opinar.

Y en cuestiones de adopción, la polémica parece mayor pues mientras 16.3 por ciento se dice muy de acuerdo en que los matrimonios de personas del mismo sexo puedan adoptar niños, 33.5 lo acepta, 22.3 se dice algo conforme con la idea y 20.9 la rechaza en absoluto, en tanto que a 3.3 por ciento le da igual.