Siguen las movilizaciones en Brasil por mejoras en áreas sociales

La ciudad de Río de Janeiro tuvo una tarde tranquila respecto de manifestaciones, no así otros lugares, donde una vez más decenas de miles de personas salieron a las calles para pedir mejoras en los sectores de salud, educación y transporte.

En Brasilia aproximadamente mil 500 personas se concentraron frente al Congreso Nacional, sin que se registraran hechos violentos, ni de vandalismo.

Mientras en esa misma ciudad, unos 400 doctores se manifestaron frente al Ministerio de Salud demandando mejoras en las condiciones de trabajo y comenzar una negociación con los representantes de este organismo.

Los hechos de mayor violencia que se registraron en el país sucedieron en la ciudad de Belo Horizonte, donde se registraron enfrentamientos entre la Policía Militar y personas que querían llegar al estadio Mineirao, donde se disputó una semifinal de la Copa Confederaciones Brasil 2013, entre Brasil y Uruguay.

Los inconformes fueron rechazados con gases lacrimógenos, con resultado de dos personas lesionadas, una con múltiples fracturas en el cuerpo tras caer de un viaducto y la otra en el ojo derecho por un disparo de bala de goma.

Para el domingo se espera una movilización multitudinaria que comenzará en el centro de Río de Janeiro, para trasladarse hacia el estadio Maracaná, donde se llevará a cabo la final de la Confederaciones.