Trabajan Canadá y EUA para facilitar comercio fronterizo

Canadá y Estados Unidos trabajan de manera conjunta para facilitar el comercio de bienes y servicios en su frontera común, que asciende a 612 mil millones de dólares anuales y que es vital para el desarrollo de sus economías.

De acuerdo con un reporte sobre el avance en la facilitación del comercio bilateral, las exportaciones canadienses a Estados Unidos apoyan a uno de cada siete puestos de trabajo en Canadá.

Mientras que las ventas estadunidenses a este país apoyan a millones de empleos en Estados Unidos, según el informe que forma parte del Plan de Acción Beyond the Border, firmado en 2011 por el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, y el presidente estadunidense Barack Obama.

Ese plan busca hacer más expedito el comercio legítimo y los viajes a través de la frontera común, promover la creación de empleos y la competitividad económica, pero sin descuidar los mecanismos de seguridad.

El reporte fue dado a conocer este miércoles por los ministros canadienses de Inmigración y Ciudadanía, Jason Kenney, y el de Seguridad Pública, Vic Toews, así como por la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano.

"Nos aseguraremos que los negocios a través de la frontera sean eficientes permitiendo la entrada de forma simple y segura", dijo el ministro Jason Kenney.

Mientras que el ministro Toews señaló que el gobierno canadiense "está comprometido en encontrar nuevas formas para hacer de nuestra frontera más segura y más eficiente".

Por su parte, la secretaria Napolitano indicó que "un comercio seguro a través de nuestras fronteras ayuda a mantener millones de empleos en ambos países".

"Al trabajar conjuntamente con Canadá estamos facilitando el comercio fronterizo y fortaleciendo nuestra competitividad económica", agregó.

Como parte de este plan fronterizo, ambos gobiernos llevaron a cabo en mayo de 2012 consultas con el sector privado para conocer nuevas formas de incrementar los negocios a través de la frontera común.

A partir de este año se realizarán consultas anuales con los accionistas de empresas que lideran el comercio fronterizo.

Otro aspecto del plan binacional incluye el reforzamiento de la capacitación de los agentes aduanales de ambos países para lograr la máxima eficiencia en los puertos de entrada respecto a lo relacionado a viajes de negocios.