Impunidad, característica principal de agravios a periodistas: CNDH

El panorama en torno a las agresiones a periodistas y defensores de derechos humanos es desalentador, pues "es la impunidad lo que caracteriza a este tipo de agresiones", alertó el ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva.

Durante la presentación del Informe de la ONU sobre la situación de las y los defensores de derechos humanos en México, refirió que entre 2010 y el 30 de abril pasado, la CNDH atendió 173 agravios contra defensores de derechos humanos.

En ese lapso han sido solicitadas 33 medidas cautelares en su favor, añadió el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

La impunidad, aseveró, es reflejo del involucramiento de muchos funcionarios en las agresiones de manera directa o indirecta, por lo que es preciso abatirla y detener a los responsables, sean delincuentes o servidores públicos, urgió el ombudsman nacional.

Recordó que de 2005 a la fecha, la CNDH ha registrado 30 homicidios contra activistas y ocho desapariciones, y que se trata de los delitos más graves que puede sufrir una persona, que son "doblemente grave cuando se dirigen" a este sector.

"Para la CNDH no hay ninguna justificación para las agresiones en contra de defensores y periodistas, sea que provenga de la delincuencia o más aún, de servidores públicos, ni que se les establezcan limitaciones para desempeñar su labor", agregó.

El informe de la ONU de que de 89 casos sólo se detuvo a los responsables de tres, "es una clara referencia de los amplios márgenes de impunidad, y donde se deben sumar a estos 30 casos de homicidios y ocho desapariciones que aún no reciben justicia", subrayó.

Pidió "tomar medidas en materia de investigación, que no se deje a los defensores de derechos humanos como responsables de investigar su propia agresión", ya que "lamentablemente Es la práctica que se sigue a lo largo y ancho del país".