Defensores respaldan reformas sobre matrimonio igualitario

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y Promotores Ciudadanos en Defensa y Respeto de los Derechos Humanos (Proceder), se pronunciaron a favor de las iniciativas que desde lo local, promueven reformas legislativas en materia de matrimonio igualitario.

"Es convicción de la CDHDF y Proceder que el paradigma de los derechos humanos tiene que reinterpretarse y ampliarse a la luz de las demandas de inclusión y reconocimiento de los diversos grupos civiles, como los de la diversidad sexual", manifestaron.

En un comunicado, refirieron que serán los Congresos locales quienes deberán quitar obstáculos estructurales y formales, a fin de que todas las personas tengan acceso a las protecciones derivadas de la ciudadanía.

Consideraron que eso contribuye además a un cambio cultural que gradualmente visibilizará las distintas formas de ejercer la libertad y ciudadanía, mismas que debido a la discriminación e inseguridad habían estado ocultas.

"Es esta la razón fundamental de que, independientemente de si las personas de la diversidad sexual quieren hacer uso o no de la figura de la unión civil, el matrimonio igualitario tiene que ser universalmente accesible", dijeron.

La CDHDF y Proceder recordaron que en la ciudad de México desde 2010 están reconocidos el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción, reformas que se lograron con la participación de Organizaciones de la Sociedad Civil a favor de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero e Intersexual.

Refirieron que diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) revisaron el principio de no discriminación en materia de derecho civil, lo que derivó en la actualización y ampliación de los derechos de dar cobertura completa a las familias diversas.

"Así se reconoció el mismo estatus jurídico a las uniones entre personas del mismo sexo que a las realizadas entre hombre o mujer, además de suprimir la finalidad reproductiva de esta unión como criterio para su aceptación por parte del estado", dijeron.

En este sentido consideraron que existen diferentes rutas legislativas dependiendo del estado de que se trate, esto, al existir diferentes niveles de empoderamiento por parte de las OSC.

"En entidades como Oaxaca, Quintana Roo o Colima, las organizaciones han elegido la jurídica para amparar a las parejas de personas del mismo sexo que deciden casarse, en contextos que todavía definen al matrimonio a partir de la función reproductiva, con resultados diversos", manifestaron.