Entidades especializadas, claves en reforma financiera

Las entidades financieras especializadas constituyen un complemento para la consecución de los objetivos de la reforma financiera, sostuvo el presidente de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), Alejandro Martí Bolaños Cacho.

Lo anterior, al mantener un contacto directo e inmediato con los demandantes y adaptarse mejor sus necesidades, abundó el directivo.

Durante su participación en el foro "La construcción de un sistema financiero justo y orientado al crecimiento económico", expuso que la naturaleza de estas entidades les permite tener una estructura administrativa y operativa más ligera que la de la banca comercial o del sector de ahorro y crédito popular.

"Bajo estructuras profesionales y responsables mantenemos esquemas de riesgo mayor al de quienes custodian los recursos del público ahorrador, lo que permite complementar la atención a los demandantes de crédito", afirmó.

El directivo dio a conocer que al cierre de marzo pasado el conjunto de socios representan en activos cerca de 207 mil millones de pesos, es decir, alrededor de 2.0 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

De acuerdo con Bolaños Cacho, la discusión de la reforma financiera es uno de los elementos más relevantes para que en México "logremos desarrollar nuestro potencial de crecimiento".

Para tal propósito, abundó, es necesario que el financiamiento llegue a más lugares y bajo términos de mayor acceso y competitividad.

En este sentido, pidió que los legisladores analicen la regulación voluntaria y simétrica; el trato igualitario entre instituciones reguladas; así como el rédito profesional y responsable.

"Se considera que una regulación voluntaria de las entidades financieras especializadas bajo altos estándares de calidad crediticia; permitirá señalizar adecuadamente aquellas entidades que, dadas sus operaciones, son capaces de recibir mayor fondeo, dispersar aquellos recursos y promover la productividad y rentabilidad".

Una regulación simétrica incrementaría el estándar de cumplimiento de las Entidades Financieras Especializadas, se daría mayor certidumbre a los fondeadores y habría un impacto directo en mejores condiciones de tasa y plazo para los créditos; más crédito responsable y más barato", señaló.

Dijo que será muy importante que entre la banca comercial y las entidades financieras especializadas exista un marco regulatorio de igualdad, en el que la intermediación de ambos actores fomente la competencia por recursos públicos y privados.

Asimismo, que impulse la complementariedad entre estas dos formas de oferta de crédito. "En la AMFE estamos convencidos de que la única manera en la que el financiamiento logre detonar el crecimiento y desarrollo del país, será mediante esquemas responsables", aseveró.