Izquierda rechaza dictamen contra mal uso de sustancias tóxicas

El Partido del Trabajo (PT) impulsa un frente con el PRD y Movimiento Ciudadano para evitar la eventual aprobación de un dictamen que sanciona el uso de sustancias tóxicas, inflamables o explosivas contra personas, cosas o servicios públicos y privados.

En rueda de prensa, la legisladora petista Lilia Aguilar Gil indicó que el documento se discutirá la semana próxima en la Comisión de Justicia de la Cámara baja, con la intención de que se apruebe en el periodo extraordinario de sesiones, a efectuarse entre el 16 y 19 de julio.

En tanto, la secretaria de la Comisión de Derechos Humanos, Loretta Ortíz Ahlf, advirtió que con esa iniciativa se pretende criminalizar cualquier tipo de acto de protesta, sin distinguir entre vándalos, transeúntes y activistas sociales.

El pasado periodo ordinario de sesiones, el diputado panista, Francisco Sotomayor, presentó una iniciativa para sancionar hasta con 20 años de prisión a quien realice actos contra personas, cosas, servicios públicos y privados, utilizando ese tipo de sustancias.

Aguilar Gil anunció que el PT impulsa un frente contra esa propuesta y llamó a los diputados del PAN y del PRI, así como al presidente de la Comisión de Justicia, el priista Ricardo Pacheco Rodríguez, para que no aprueben dicho dictamen.

"Lo que tratan es coartar la libertad de expresión, porque ya nadie va poder salir a manifestarse, ya que si se considera que violentan a las personas, éstas podrán ser tratadas como delincuentes o terroristas", expresó la también secretaria de la Comisión de Justicia.

La diputada federal por Chihuahua recordó que el jueves pasado la Comisión de Derechos Humanos rechazó la iniciativa al emitir su opinión y consideró que limita la libertad y los derechos de las personas.

"Quieren hacer parecer a las personas como delincuentes, ya que con la interpretación de que cualquiera puede meterse a alguna manifestación y violentarla al romper un vidrio, se pretende poner agravantes a las personas", insistió.

"La libertad de expresión está claramente determinada en la Constitución y no se puede venir a violentar los derechos fundamentales de los mexicanos", expresó.