Desilusiona a obispo de California decisión de corte sobre bodas gay

El portavoz de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, Jaime Soto, expresó hoy su desilusión por la decisión de la Suprema Corte de Justicia sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo.

En declaraciones vía telefónica con Notimex, el obispo de Sacramento, California, señaló que tras la decisión del máximo tribunal del país se prevé un caos y confusión por la misma definición de las uniones.

La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos declaró este miércoles inconstitucional la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA) que prohíbe a los matrimonios del mismo sexo gozar de los mismos beneficios federales que las parejas heterosexuales.

La corte decidió que es ilegal la Proposición 8 de California, aprobada en referéndum en 2010 y que definía al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

"Ahora la definición del matrimonio va a ser visto como una contrato entre dos personas sean quien sean", señaló el portavoz

La corte "pulverizó con su resolución a la definición del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer y la de los hijos como fruto de esa unión".

"Estamos convencidos de que esa realidad no es para nosotros, que estamos enseñando lo que es la realidad de la vida humana y todo esto nos va a poner en una situación difícil con un gobierno que no comparta esa visión moral de la sociedad", apuntó.

Al advertir que se avecina un posible ambiente de intolerancia a la voz de la fe, señaló que los obispos de Estados Unidos ejercerán su responsabilidad con los ciudadanos para que se mantengan activos en los procesos políticos y se resistan a la tentación de que la religión se quede sólo como un asunto privado.

"La fe católica siempre es una fe pública y hay que mantenerla activa en el proceso", agregó.