Inicia Obama gira de ocho días por tres naciones de Africa

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, inició hoy una gira de trabajo de ocho días que lo llevará a tres países de África, con los que su gobierno espera ampliar su intercambio comercial.

El vocero presidencial Jay Carney indicó que el periplo por Senegal, Sudáfrica y Tanzania se enmarca dentro de la estrategia de la administración Obama para buscar un mayor acercamiento con una región que ha sido desatendida.

"Nuestro intenso enfoque en el Medio Oriente ha resultado en que no estemos tan involucrados en África, como tampoco lo estamos en Asia y el presidente Obama cree que necesitamos estarlo", acotó.

En declaraciones a reporteros a bordo del avión presidencial en ruta a Senegal, Carney desestimó las críticas de quienes han calificado como tardío este acercamiento a partir de la breve visita de Obama a Ghana en 2009.

"No es demasiado tarde", aseguró el vocero de la Casa Blanca.

En un encuentro separado con periodistas, el subdirector del Consejo de Seguridad Nacional, Ben Rhodes, reconoció que la región africana "ha estado subrepresentada" en las consideraciones sobre los viajes del mandatario.

"África es una de las regiones emergentes más importantes en el mundo y un sitio para que Estados Unidos aumente de manera significativa su involucramiento en los próximos años", aseveró Rhodes.

Obama, quien viaja acompañado de la primera dama Michelle y sus hijas Sasha y Malia, permanecerá dos días en Senegal, antes de viajar a Sudáfrica, donde desarrollará una agenda más amplia e intensa.

Poco después de que el viaje fue anunciado se esperaba que Obama sostuviera un nuevo encuentro con Nelson Mandela, algo que ha quedado descartado debido al grave estado de salud del ex mandatario sudafricano.

La última escala del viaje se desarrollará en Senegal, donde al igual que en las dos naciones anteriores, la agenda del mandatario estará enfocada en gran medida a eventos de promoción económica y comercial.

Una ausencia notable será la de Kenia, país de origen del padre del mandatario y que Obama visitó antes de llegar a la Presidencia, pero por motivos personales.

Rhodes reconoció que la decisión de no incluir a Kenia en esta gira se debió en gran medida a la situación interna derivada de la causa criminal que enfrenta su presidente, Uhuru Kenyatta, ante la Corte Criminal Internacional (ICC).

Kenyatta está acusado de crímenes contra la humanidad por haber orquestado actos de violencia después de las elecciones de 2007, en los que unas mil personas perdieron la vida.

"Dado el hecho de que Kenia acaba de celebrar elecciones y el nuevo gobierno se está instalando y que estos temas serán revisados por la ICC, éste no era el mejor momento para que el presidente viajara a Kenia", reconoció el funcionario.