Escasas las probabilidades de la formación de El Niño o La Niña: OMM

Según predicciones de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) son escasas las probabilidades de que se forme el fenómeno de el Niño o la Niña en el hemisferio norte y estas condiciones prevalecerán todo el año.

La OMM señaló en un comunicado que a lo largo del último año, los indicadores del fenómeno El Niño en el Pacífico tropical (como las temperaturas, la presión al nivel del mar, la nubosidad y los vientos alisios) se han mantenido por lo general en niveles neutros, lo que indica que no ha habido un episodio de El Niño ni de La Niña.

"De las predicciones de los modelos y las opiniones de los expertos se desprende que es probable que esas condiciones neutras se mantengan durante el verano y el otoño boreales de 2013, si bien las posibilidades de que se forme un episodio de La Niña o de El Niño son escasas", afirmó la OMM.

En enero y febrero pasados las temperaturas de la superficie del mar se acercaron a unas condiciones parecidas a las de un episodio de La Niña.

Pero aunque las condiciones atmosféricas características de tal episodio se dieron brevemente, no duraron lo suficiente para que el sistema océano-atmósfera, en conjunto, se considerara un episodio débil de La Niña.

Desde marzo de 2013, el océano Pacífico tropical central, la nubosidad y los vientos alisios se han mantenido en niveles neutros, señaló.

No obstante, en el extremo oriental del océano Pacífico tropical las temperaturas se enfriaron hasta alcanzar niveles muy por debajo de la media registrada en mayo y a comienzos de junio.

De las últimas proyecciones de los modelos climáticos y de las opiniones de los expertos se desprende que es muy probable que las anomalías de la atmósfera y de la temperatura de la superficie del mar sigan conservando valores neutros hasta finales de 2013, indicó OMM.

Menos de un cuarto de los modelos estudiados predicen un episodio débil de La Niña durante el período de junio a septiembre, mientras que menos de un quinto de los modelos predicen que se forme un episodio de El Niño en 2013.

"Por consiguiente, si bien las posibilidades de que se forme un episodio de El Niño o de La Niña durante los próximos meses son escasas, es muy probable que durante el verano boreal y el resto de 2013 se mantengan unas condiciones neutras", enfatizó.

Es importante tener en cuenta que El Niño y La Niña no son los únicos factores que condicionan las características climáticas a escala mundial, indicó.

Según la OMM un ejemplo digno de mención es el patrón dipolar, recientemente registrado, de la temperatura de la superficie del mar por encima de la media en la parte oriental del océano Índico y por debajo de la media en la parte occidental.

Consideró que habrá que vigilar atentamente ese patrón, habida cuenta de que las anomalías oceánicas ya han repercutido en las características climáticas de las zonas continentales del entorno.

Ello pone de manifiesto que a escala regional serán necesarias proyecciones estacionales para evaluar los efectos relativos tanto de El Niño y La Niña como de otros condicionantes climáticos locales pertinentes, valoró.