Va el Papa por la reforma del "Banco Vaticano"

El Papa Francisco dejó hoy en claro que va por una reforma del Instituto para las Obras de Religión, (IOR) mejor conocido como "Banco Vaticano", para dejar atrás los escándalos del pasado.

Por eso ordenó, mediante un documento autógrafo, el establecimiento de una comisión de cinco notables con un amplio mandato y con la facultad de recopilar información sobre la estructura jurídica y las actividades del IOR.

El portavoz papal Federico Lombardi, en declaraciones a un grupo de periodistas, precisó que el grupo goza de la plena confianza de Francisco y su labor será en "vista a posibles reformas".

Este día la Sala de Prensa de la Santa Sede difundió el contenido del "quirógrafo" con el cual el Pontífice ordenó la conformación del organismo para que recopile información sobre el IOR, estructura que en el pasado captó el interés de la prensa por su opacidad y algunos escándalos.

"Se trata de una comisión referente pero no intervendrá en la vida del instituto, no tiene competencias que interfieran con la actividad del IOR que continúa siendo regulado por sus estatutos vigentes", afirmó el sacerdote jesuita.

"Estas cinco personas estudiarán la situación y referirán al Papa en vista de las reflexiones que se están llevando a cabo para una reforma de las instituciones que sirven a la Sede Apostólica", agregó.

Indicó que la comisión no revisará específicamente las cuentas o los titulares de las mismas, ya que esa tarea compete al presidente del Consejo de Administración nominado apenas en febrero pasado, Ernst von Freyberg.

Explicó que esa es la razón por la cual los miembros no son técnicos o especialistas en la administración y las finanzas, aunque tienen autoridad moral.

Los integrantes son los cardenales Raffaele Farina y Jean-Luois Taurán, los obispos Juan Ignacio Arrieta y Bryan Peter Wells, así como la profesora de Harvard y ex embajadora de Estados Unidos ante El Vaticano, Mary Ann Glendon.

Según Lombardi el Papa se cuestiona sobre la pertinencia o no del "Banco Vaticano" desde un contexto más amplio, es decir si el instituto cabe en el cuadro de la misión de la Iglesia y de la Santa Sede.

"En varios foros ha surgido esta discusión: ¿Es necesario un instituto de este tipo? ¿Se requiere o no? Este es el argumento sobre el cual el Papa quiere recoger opiniones competentes y después él tomará sus decisiones", insistió.

"Me parece claro que el Papa quiere tener una información adecuada de parte de un grupo de personas competentes y que puedan tener una mirada compleja. Es una mirada de amplio respiro y que no se pone límites particulares", estableció.

Reseñó que la comisión iniciará sus trabajos inmediatamente y no tiene fecha específica para el fin de su mandato. Estimó además que un primer reporte estará disponible para el mes de octubre próximo.

Sostuvo que, de todas maneras, se trata de un "acto importante", de presencia y de recopilación de elementos en vista a decisiones.

"El Papa dice que llegó desde el fin del mundo hace tres meses, que los cardenales le pidieron que se encargase del funcionamiento del gobierno de la Iglesia, él lo hará utilizando todos los instrumentos a su disposición para tomar sus decisiones", describió.

"El Papa se interroga sobre la misión del Instituto, si todo va bien entonces dirá que se siga por ese camino y si considera necesarias posibles reformas o armonizaciones lo dirá", sentenció.