Instan a mayor esfuerzo en pro de defensores de Derechos Humanos

Las respuestas institucionales requieren de redoblados esfuerzos para ser eficaces, advirtió la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONUDH), al presentar el Informe sobre la situación de las y los defensores de Derechos Humanos en México: actualización y balance.

De noviembre de 2010 a diciembre de 2012, se registraron 89 casos de agresión contra defensores de derechos humanos, y de ellos 40 por ciento son investigados penalmente, explicó el representante en el país de ese organismo, Javier Hernández.

En ese sentido, expuso que hay alto grado de vulnerabilidad en las tareas de los defensores.

De acuerdo con los datos, sólo en tres por ciento de los casos se ha sancionado a los responsables de estas agresiones y en 39 por ciento los responsables no han sido identificados.

Además, detalló, en 38 por ciento los responsables son actores estatales, en 12 por ciento han sido identificados como agentes de la administración federal, en cinco por ciento son operadores de justicia y en el restante seis por ciento autoridades municipales.

Hernández Valencia detalló que las entidades donde se reporta mayor incidencia en agresiones son: Oaxaca, Chihuahua, Coahuila y Guerrero, así como el Distrito Federal.

Por orden de ocurrencia, los defensores agredidos trabajaban en asuntos como derechos de la población migrante; derechos civiles y políticos, derechos económicos, sociales y culturales; derechos de las mujeres y los pueblos indígenas.

Por ello, insistió en la necesidad de redoblar esfuerzos en las respuestas institucionales para garantizar su eficacia, ya que hasta ahora solamente se ha identificado a los presuntos responsables de cinco casos y a ninguno se había dictado una sentencia firme.

Javier Hernández comentó que este informe es continuación del trabajo presentado en 2009 sobre la situación de los defensores de derechos humanos en México y su actualización en 2010, para demandar la implementación de políticas públicas de prevención y protección en favor de los activistas mexicanos.

De acuerdo con el informe presentado hoy, de las 89 agresiones, 38 por ciento corresponden a amenazas, 13 a injerencias arbitrarias, 12 a hostigamientos, 11 a privación arbitraria de la vida, 11 por detenciones arbitrarias, seis por atentados, en siete uso arbitrario del sistema penal y en dos por ciento casos de desaparición forzada.

A la presentación asistieton el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva y la subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaria de Gobernación, Lía Limón; además del relator sobre defensoras y defensores de Derechos Humanos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, José de Jesús Orozco.