Remece estructuras del poder el peor escándalo de corrupción en Perú

Perú, que pierde cada año dos mil 500 millones de dólares a causa de la corrupción, es remecido hoy por el peor escándalo político que involucra a un ex presidente y a un ex ministro que habrían cobrado por otorgar indultos.

El congresista Sergio Tejada, presidente de la Comisión Legislativa que investiga al ex presidente (2006-2011) Alan García Pérez y al ex ministro de Justicia Aurelio Pastor, aseguró que la Comisión de Indultos Presidenciales cobraba una "tarifa" a los beneficiados.

Tejada, del gobernante partido Gana Perú, declaró al portal del diario El Comercio que se ha detectado "una estructura de pagos y cobros indebidos para dejar en libertad a peligrosos delincuentes (500 de ellos acusados de narcotráfico)".

Aseguró que la Comisión de Indultos, que dependía de García Pérez, hacía un cobro "muy selectivo" a algunas personas pudientes, entre ellos el reo Carlos Butrón Dos Santos 'Brasse il' quien ha revelado que unas 200 personas pagaron cada una diez mil dólares.

El congresista reveló que "por una conmutación de pena se cobraba entre cinco mil y 10 mil dólares y a veces esta misma suma se exigía por cada año de rebaja de pena. !Dependía de quién se trataba!".

También parece que hubo cobros en diferentes niveles, relató Tejada al indicar que en el primer circuito de este engranaje, "por recibir cada expediente el promotor corrupto de la comisión cobraba al preso entre 296 y 300 dólares.

En el segundo circuito, formado por un grupo de abogados que examinaba el expediente, se cobraba otros mil dólares para elevarlo a la Comisión de Indultos y Derecho de Gracia y en este tercer nivel se pedían los diez mil dólares para hacer efectiva la conmutación.

Miembros de la Comisión Legislativa irán a las cárceles para recoger más denuncias de estos cobros y se reunirá con representantes del Poder Judicial y de la Fiscal de la Nación para no cruzarse en sus investigaciones, indicó Tejada.

Recordó que en el gobierno de Alan García se había fijado como meta superar el récord de indultos y conmutaciones de penas a reos y por eso llegaban a los penales unas comitivas del sector Justicia para promocionar estas gracias presidenciales.

Un total de cinco mil 478 presos dejaron la prisión con las gracias presidenciales que les extendió García en su segundo gobierno (2006-2011).

En ese quinquenio, recordó El Comercio, firmó 232 indultos, de ellos 104 por razones humanitarias y además, conmutó cinco mil 246 penas de prisión, todos refrendados por sus ministros de Justicia, María Zavala, Rosario Fernández, Aurelio Pastor y Víctor García Toma.

La víspera el Fiscal de la Nación, José Antonio Peláez Bardales, abrió investigación preliminar contra el ex ministro de Justicia, Aurelio Pastor Valdivieso, por el otorgamiento de indultos.