Aumentan a más de 100 mil los muertos por conflicto en Siria

Más de 100 mil personas han muerto en Siria desde que inició hace 27 meses el levantamiento contra el régimen de Bashar al-Assad que se convirtió en una guerra civil, según un nuevo balance del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El número de víctimas es 100 mil 191 personas, de las cuales 36 mil 661 son civiles, 25 mil 407 soldados del régimen sirio y 18 mil 072 combatientes rebeldes, según el OSDH, que obtiene la información de una red de activistas y de fuentes médicas y militares en el país.

Entre los civiles muertos desde que se reportó la primera víctima hasta el pasado 24 de junio, figuran tres mil 330 mujeres y cinco mil 144 niños menores de 16 años, indicó el OSDH, citado por la cadena árabe Al Arabiya.

Mientras entre los 25 mil 407 soldados del ejército que ha perdido la vida, 17 mil 311 son milicianos a favor del régimen y 169 miembros del grupo chiíta libanés Hezbolá, que ha enviado a sus combatientes para luchar junto al ejército sirio.

La cifra de rebeldes muertos incluye 13 mil 539 civiles que tomaron las armas, dos mil 518 combatientes extranjeros, en su mayoría yihadistas y dos mil 015 desertores.

Asimismo, el OSDH registró dos mil 571 cuerpos no identificados y afirmó qeu desconoce la suerte de más de 10 mil personas detenidas y cientos de soldados capturados por los rebeldes.

Las cifras son prueba del nivel de violencia que sacude a Siria, devastada por una guerra civil que comenzó con una revuelta popular contra el régimen del presidente Bashar al-Assad, el 15 de marzo de 2011.

Sobre el terreno, la aviación del régimen sirio realizó este miércoles varios bombardeos contra Rastan, uno de los últimos bastiones de la rebelión en la provincia central de Homs.

En esta región, el ejército sirio, gracias al apoyo del grupo chiíta libanés Hezbolá, logró su principal victoria militar al hacerse con la ciudad rebelde de Quseir a principios de junio pasado.

Este avance empujó a 11 países occidentales y árabes que apoyan a la oposición a tomar la decisión de intensificar su ayuda a la rebelión para invertir el equilibrio de fuerzas sobre el terreno de cara a una posible celebración de una conferencia de paz en Ginebra.