Presentan antología de poemas de Lass Söderberg

El poeta sueco Lass Söderberg (Estocolmo 1931) presentó su primera antología de poemas titulada "Lo inconstante", la cual está editada en español antes que en sueco, con lo que reafirma la fuerte relación que guarda con Latinoamérica.

La presentación se llevó a cabo anoche en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes y contó con la participación de Eduardo Lizalde, Ángela García y Pablo Molinet.

Allí, Söderberg recordó que su fascinación por México surgió a finales de los años 40, cuando llegó a Estocolmo una gran exposición de arte precolombino y destacados pintores mexicanos, la obra de Rufino Tamayo fue la que más le fascinó.

Asimismo, rememoró su primer contacto con la literatura de este país, a través del poema de Octavio Paz (1914-1998) "Himno entre ruinas", texto que tradujo al sueco, convirtiéndose en la primera obra del poeta mexicano en ser publicada en ese idioma.

El escritor afirmó que gran parte de sus poemas están inspirados en experiencias propias con la cultura mexicana, como cuando presenció una manifestación silenciosa en Morelia y que plasmó en su poema "Campesinos manifestándose".

Cabe destacar, que Söderberg ha sido un gran impulsor de la literatura extranjera en Suecia, entre las que destacan sus traducciones de autores del idioma español como son Octavio Paz, Jorge Luis Borges y Federico García Lorca.

La traducción y selección de la obra estuvo a cargo de la escritora colombiana Ángela García, quien destacó que el trabajo de recopilar los poemas le permitió detectar los temas recurrentes y vigentes en la obra del poeta sueco.

García señaló que el libro fue una incursión muy exigente al idioma sueco y que fueron las sugerencias del autor escandinavo, con su gran manejo del idioma español, lo que permitió elaborar un gran trabajo de pulimento en la obra.

Para el poeta mexicano Eduardo Lizalde, la antología está amparada por la figura Söderberg, quien ha convivido a lo largo de su trayectoria con grandes personalidades del arte pictórico, literario y poético.

Por su parte, el también vate mexicano Pablo Molinet consideró que Lasse Söderberg "va por el mundo persiguiendo, acechando poemas en un ejercicio más cercano a la virtud monástica, la paciencia, que al exceso predatorio".