Concertará Alemania en 2014 la menor nueva deuda en 40 años

Alemania concertará para financiar el Presupuesto Público de 2014 la menor cantidad de nueva deuda en los últimos 40 años, en 2015 ya no se necesitará concertar nueva deuda, y en 2016 y 2017 registrará por primera vez en décadas un superávit.

Así lo declaró este miércoles en Berlín el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, pero la oposición socialdemócrata tachó ese presupuesto de ser ficticio y lleno de trucos. Los embates verbales de la oposición han subido considerablemente de tono.

A tres meses de las elecciones generales en Alemania, el ministro presentó ante el gabinete el cálculo para el próximo año, cuando el monto de la nueva deuda será de solo seis mil 200 millones de euros (unos ocho mil 072 millones de dólares).

A preguntas de la prensa manifestó que no hay contradicción entre las promesas del gobierno de la canciller federal Angela Merkel con vista a las elecciones del próximo 22 de septiembre, y el equilibrio estructural del presupuesto público.

Con ello se refirió al alza de las pensiones de jubilación que se pagarán a las mujeres que fueron amas de casa y tuvieron hijos, así como más dinero que el Estado otorgará a las familias por cada hijo para contribuir a su manutención.

Para el año en curso, la concertación de nueva deuda será de 25 mil 100 millones de euros (unos 32 mil 681 millones de dólares). Esta será mayor a los originalmente planeados de 17 mil millones de euros (unos 22 mil millones de dólares) debido a los destrozos que causaron las recientes inundaciones.

Para el cálculo de este año y de los próximos cuatro se dedujeron del gasto público los así llamados efectos únicos y los efectos coyunturales sobre el presupuesto alemán. Al resultado de ese cálculo se le denomina presupuesto estructural.

Schäuble informó que el presupuesto público contempla financiamiento para incentivar el crecimiento, así como un estricto apego al freno de la deuda.

A partir de 2015, el gobierno alemán empezará a pagar la deuda que concertó para incentivar la economía durante la crisis que empezó en 2008.

El ministro declaró que el mantenimiento del mismo nivel de gasto y las medidas para reducir en forma consecuente el déficit son las claves de la consolidación presupuestal alemana.

Aseguró que con eso "hemos demostrado que la consolidación del presupuesto público y el incentivo al crecimiento son factibles y no contradictorios".

En cuanto a 2014, el monto del gasto público será de 295 mil 400 millones de euros (unos 384 mil 622 millones de dólares) y contemplará fortalecer "los ámbitos importantes para el futuro, por ejemplo, la educación y la investigación".

El presupuesto para esos campos aumentará en 450 millones de euros (unos 585 millones de dólares) para totalizar 14 mil millones de euros (unos 18 mil millones de dólares).