Se perfila primogénita de Berlusconi como la heredera política

El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi prepara como su heredera política y económica a Marina, la mayor de sus cinco hijos, informaron hoy los medios italianos.

Ante la posibilidad de que sean confirmadas las sentencias judiciales que lo inhabilitarían por algunos años o perpetuamente para ocupar cargos públicos, Il Cavaliere apuntaría a su primogénita como su sucesora natural.

Los diarios citaron al mediador Luigi Bisignani, según el cual Berlusconi decidió que Marina deberá sucederle tras la sentencia del lunes, en la que fue condenado a siete años de cárcel y a la inhabilitación de por vida por abuso de poder y prostitución de menor.

"Il Cavaliere" impugnará esa sentencia ante el Tribunal de Apelaciones de Milán y en caso de que vuelva a ser condenado podrá aún esperar el veredicto definitivo de la Corte Suprema.

Sin embargo, un veredicto definitivo, que podría confirmar su inhabilitación por un lustro, será dictado en los próximos meses por el Tribunal Supremo y es el que se refiere al llamado caso Mediaset, por el que Berlusconi ya fue condenado en dos juicios precedentes por fraude fiscal.

De 46 años de edad, Marina es presidenta del conglomerado de familia Fininvest y de la editorial Mondadori.

Es la mayor de los dos hijos que Il Cavaliere procreó con su primera esposa, Carla Dall'Oglio y hermana de Piersilvio Berlusconi, vicepresidente de la televisora Mediaset.

Los diarios han escrito ríos de tinta sobre la presunta rivalidad entre Marina y Barbara, la mayor de los tres hijos que Berlusconi tuvo con su segunda esposa, Verónica Lario y que le disputaría el control de la Mondadori.

Según Bisignani, Marina tiene capacidad de liderazgo y experiencia empresarial, pero sobre todo el apoyo incondicional de su padre, a quien siempre ha defendido a capa y espada.

Casada con el ex bailarín del teatro La Scala de Milán, Maurizio Vanadia, con quien tiene dos hijos, la primogénita de Il Cavaliere ha sido considerada por la revista Forbes como la mujer más poderosa de Italia.

Pero su presunto lanzamiento a la política no ha sido bien recibido por todos los exponentes del derechista Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) fundado por su padre, pues el líder de esa formación política en la Cámara de diputados, Renato Brunetta, se declaró contrario a una sucesión dinástica.

"No me gustan las dinastías, ni las monárquicas, ni las democráticas. Si la licenciada Marina Berlusconi quiere entrar en política y tiene las capacidades que lo haga, pero no pienso que sea posible una investidura de carácter hereditario", dijo Brunetta.

Subrayó que la señora antes tiene que demostrar su capacidad política y sus propios méritos.