Desiste gobierno de Brasil de convocar a Asamblea Constituyente

El gobierno de Brasil desistió hoy de la propuesta de convocar a una Asamblea Constituyente para impulsar una reforma política que atienda las demandas de los miles de manifestantes, y optó sólo por la realización de un referéndum.

Pese a que la presidenta Dilma Rousseff había propuesto el lunes la convocatoria a una Asamblea Constituyente, este martes el ministro de Educación ofreció una conferencia de prensa en la que confirmó que dicha opción ha sido cancelada de manera definitiva.

La decisión, según el ministro Aloizio Mercadante, se tomó luego de una reunión de la mandataria con los presidentes de la Corte Suprema de Justicia, del Senado y de la Cámara de Representantes, reportó la Agencia Brasil de noticias.

"En estas consultas hubo coincidencia en realizar un plebiscito con un enfoque en la reforma política, tema clave para mejorar la calidad de la representación política para ser más permeable con las aspiraciones populares que se están manifestando en las calles", dijo el ministro.

Añadió que Rousseff se reunirá en los próximos días con líderes de los partidos gobernantes y de la oposición, y sus coordinadores en el Senado y la Cámara a fin de discutir el proceso que conduzca al referéndum y definir las posibles preguntas a aplicar.

De acuerdo con el ministro, "la idea es realizar la consulta lo antes posible", para que los cambios que resulten en el sistema político surtan efecto antes de las elecciones del próximo año.

Horas antes de la declaración del ministro Mercadante, el portal digital del diario Folha de Sao Paulo y otros medios brasileños habían especulado que Rousseff podría dar marcha atrás en su propuesta de convocar a una Asamblea Constituyente.