Listos los industriales para la reforma energética

Los industriales estamos listos para la reforma energética, tanto para tomar acciones que le den operatividad en la práctica a los cambios que se instrumenten, como para participar en la reconversión energética de México.

Así lo aseguró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Rodrigo Alpízar Vallejo, al participar en la firma del convenio de colaboración del organismo con el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide), para el uso eficiente de energía.

En el acto, al cual asistió como testigo de honor el titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, afirmó que en términos específicos, los micro, pequeños y medianos empresarios están a favor de implantar en el desarrollo de sus actividades el ahorro de energía.

Por ello, expuso que el sector espera que la reforma sea integral, con el fin de crear un bono energético que acelere la expansión económica, que induzca la inversión en energías limpias y fomente la competitividad bajo un criterio enfocado a la productividad del país.

Dicha reforma, consideró, debe permitir la racionalización de las tarifas eléctricas durante la democratización de acceso a la energía y darle certidumbre a los usuarios industriales acerca de aspectos como consumo, tarifa aplicable, potencia y calidad de ruido eléctrico.

"Quizás la mayor expectativa de la industria es que la reforma integre la cadena de valores energéticos hacia las necesidades de los micro, pequeños y medianos industriales de este país que generamos siete de cada 10 empleos y que día con día apostamos por México", subrayó.

Sobre el pacto firmado con el Fide, puntualizó que es muestra del compromiso del sector industrial por buscar el manejo eficiente de la energía eléctrica.

Detalló que dicho convenio está basado en seis áreas, como asesoría, eventos, capacitación, publicaciones, difusión y evaluación, con lo que incrementarán la eficiencia del sector al reducir costos de consumo por energía.