Ante daño a imagen del Senado, alista PAN acuerdo en disputa interna

Ante el daño a la imagen del Senado de la República por la disputa de dos facciones al interior del PAN por los recursos financieros y la administración, se alista un acuerdo entre los grupos de Ernesto Cordero y de Jorge Luis Preciado.

Para tal efecto se tomaron en cuenta las recomendaciones de destacados panistas como Diego Fernández de Cevallos, quien ha criticado severamente esta diputa "por el poder y el dinero", así como las preocupaciones de senadores del PRD y PRI quienes han advertido del desprestigio que se ha generado a la imagen del Senado.

De acuerdo con el senador y vicecoordinador de la bancada del PAN, José María Martínez, ya se iniciaron los contactos entre "corderistas" y "maderistas" para buscar una solución a esta crisis interna, que ya derivó en demandas ante el Ministerio Público y la intervención de un notario.

Martínez reveló que se reunió con Roberto Gil Zuarth, del grupo de Ernesto Cordero, con quien inició los acercamientos y el primer acuerdo fue la instalación de una mesa de diálogo que ponga fin a este diferendo que ya lleva varias semanas.

Se prevé que de estos acercamientos se logre un acuerdo para revisar el tema de los estatutos internos del Partido Acción Nacional (PAN), que dejaron sin posibilidades de acceder a recursos financieros al nuevo coordinador de esa bancada en el Senado, Jorge Luis Preciado.

Asimismo se dispone que en un lapso máximo de una semana se logre este acuerdo, con el objeto de no seguir desgastando la imagen del PAN, de cara a las elecciones en 14 estados del país.

Otro acuerdo inicial fue destrabar el tema de las prerrogativas que se deben entregar este miércoles al PAN y que según el senador José María Martínez, se le depositarán por parte de la Dirección Administrativa del Senado al coordinador, Jorge Luis Preciado.

Por otra parte el coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Luis Miguel Barbosa Huerta, expuso en entrevista que este diferendo ya afectó la imagen del Senado de la República, argumentando que hay hechos públicos que están a la vista que no se pueden negar.

"No hemos medido el impacto, hay que medirlo, no lo hemos medido pero son hechos que no han dejado de ocurrir, que lamentamos todos nosotros y por los cuales debemos tener una solución conjunta", apuntó.

Comentó que este conflicto deberá solucionarse pidiendo opinión a la Dirección de Asuntos Jurídicos del Senado y a la Secretaría de Asuntos Parlamentarios.

"La Mesa Directiva tiene que ceñirse a la ley y también la Junta de Coordinación Política y los órganos del Senado en su conjunto, cuando resuelven un asunto deben de, diría yo, que lo más correcto es pedir la consulta para que sea en estricto apego a la ley", concluyó.