Gobierno no titubea en protección al medio ambiente: Profepa

Francisco Moreno Merino, procurador federal de Protección al Ambiente, aseguró que el gobierno no titubea al momento de aplicar la ley "y defender a quien no puede defenderse, como es la naturaleza".

Durante la ceremonia para renovar el Certificado de Calidad Ambiental al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el funcionario aseguró que esta administración practica "cero tolerancia" contra los trasgresores de la ley ambiental.

"Estamos trabajando para desarrollar políticas de largo plazo que, de manera simple y sencilla, garanticen la protección del patrimonio ecológico del país. Todo ello con un estricto sentido moral y sin tener amigos en la aplicación de la ley", manifestó.

En el acto, efectuado en la sede del máximo tribunal electoral del país, indicó que la Profepa tiene obligaciones éticas con las futuras generaciones, como proteger la naturaleza con todas las herramientas posibles.

Respecto a la renovación del certificado, celebró que el propio presidente del tribunal, José Alejandro Luna Ramos, haya impulsado el cumplimiento de los requisitos para lograrlo, porque implica que los integrantes del TEPJF tienen clara su responsabilidad.

Invitó también a otras instituciones públicas y privadas a obtener el certificado ambiental y con ello se comprometan a preservar las áreas verdes en sus instalaciones para beneficio de todos.

En su oportunidad, Luna Ramos señaló que la renovación del Certificado de Calidad Ambiental es un reconocimiento al trabajo en sus instalaciones y a la responsabilidad de cumplir estrictamente con las normas ambientales.

Es un orgullo el reconocimiento que otorgan la Profepa y la Secretaría del Medio Ambiente, instituciones que, dijo, han destacado por conservar los recursos naturales como herencia invaluable para las próximas generaciones.

El subprocurador de Auditoría Ambiental, Canek Vázquez Góngora, saludó la decisión del TEPJF por renovar su certificación, porque con ello contribuye a desarrollar una política de alto rendimiento a favor del entorno.