Denuncian situación grave de disidente en huelga de hambre en Cuba

Un disidente cubano cumplió un mes en huelga de hambre, bebiendo sólo agua, y se encuentra en un hospital de la ciudad cubana de Santa Clara, donde su estado de salud se agrava, denunció hoy el Directorio Democrático Cubano.

El grupo indicó en un comunicado que la salud de Luis Enrique Santos Caballero empeora "sin que las autoridades de La Habana hayan respondido a su demanda de una vivienda, después de sufrir desalojos y persecución por parte de la policía política por su activismo pro democracia".

El directorio, que asegura defender la democracia mediante la lucha no violenta, indicó que Santos Caballero tiene diarreas con sangre desde hace 72 horas y padece de úlcera duodenal, además de una gastritis muy agresiva.

Santos Caballero se declaró en huelga de hambre el 24 de mayo en la ciudad de Placetas para demandar un lugar dónde vivir, ya que desde hace un año se encuentra sin vivienda y ha sido desalojado por el gobierno de varios lugares.

Desde el pasado 15 de junio fue trasladado al hospital en Placetas para que recibiera atención médica adecuada, después de fuertes demandas por parte de líderes opositores.