En duda la propuesta de Rousseff de discutir Reforma Política

La iniciativa de convocar a una Asamblea Constituyente para discutir sobre una Reforma Política en Brasil podría quedar solo en un deseo, luego que este martes la presidenta Dilma Rousseff se reunió con Marcus Vinicius Coelho, titular de la Orden de Abogados (OAB) de este país.

De acuerdo a Coelho, la presidenta habría aceptado el riesgo que se corre al llevarla a cabo, por lo que estaría pensando en dar un paso hacia atrás, pero manteniendo la idea de realizar un plebiscito.

El vicepresidente Michel Temer y el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, coincidieron en el sentido que esta situación está en estudio y que existe la posibilidad de que dicha propuesta sea sustituida por otro plebiscito que no da lugar a un cambio a la Constitución, solo a las leyes ordinarias.

"Existen varias maneras de realizar un proceso constituyente específico y uno de ellos sería una asamblea constituyente específica, como muchos afirman", explicó Cardozo.

Agregó que "otra forma podría ser por medio de un plebiscito que determinen preguntas al proceso constituyente realizado por Congreso Nacional, por lo que hay varias tesis doctorales".

Pese a los "cinco pactos" que anunció el pasado lunes Rousseff, en los que toca la mejoría en salud, educación, transporte, estabilidad fiscal y la Reforma Política, las manifestaciones no han cesado en Brasil, aunque en algunas ciudades con una menor intensidad.

Se espera que para este miércoles en la ciudad de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, unas cien mil personas se reúnan previo al partido de semifinales de la Copa Confederaciones 2013 entre Brasil y Uruguay, que se disputará en el estadio Mineirao.