Pide EUA a Rusia expulsar y deportar a Snowden

Estados Unidos pidió hoy a Rusia analizar las opciones para deportar al ex agente Edward Snowden, acusado de filtrar información sobre los programas de vigilancia estadunidenses, ya que no existe un tratado de extradición bilateral.

"Hemos pedido al gobierno ruso considerar todas las opciones potenciales para expulsarlo y regresarlo a Estados Unidos, y vamos a continuar esas discusiones por canales diplomáticos y de aplicación de la ley", dijo Patrick Ventrell, vocero del Departamento de Estado.

Indicó que Estados Unidos no espera que Snowden sea formalmente extraditado, sin embargo, afirmó que el ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) puede ser expulsado de Rusia por los acuerdos de cooperación para la aplicación de la ley entre ambos países.

Añadió que el gobierno de Moscú podría expulsar a Snowden "basándose en los cargos en su contra y el estatus de sus documentos".

Ventrell recordó que este martes, el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, pidió "calma" al señalar que Estados Unidos no espera que el incidente llegue a un nivel de "confrontación".

"Queremos hacer esto a través de canales rutinarios de aplicación de la ley y tener cooperación regular (...) creemos que él debería ser expulsado, deportado y regresado a Estados Unidos", puntualizó.

Este martes, el presidente ruso Vladimir Putin confirmó que Snowden se encuetra en tránsito internacional en el aeropuerto de Moscú e indicó que debido a la falta de acuerdos de extradición no podía entregar al ex agente a las autoridades estadunidenses.

Agregó que entre más rápido el ex agente estadunidense escoja su destino último, será mejor para ambas partes, y agregó que los servicios de seguridad rusa no han tenido contacto con Snowden ni esperan tenerlo.

Ventrell manifestó que Estados Unidos está de acuerdo con el presidente Putin en el sentido de que no quiere que el incidente afecte "negativamente" la relación bilateral.

Por otra parte, el funcionario aseveró que debido a que China dejó en manos de Hong Kong la decisión de extraditar a Snowden, se "dañó" la confianza entre Estados Unidos y el gobierno chino.

Destacó que durante el Diálogo Estratégico y Económico entre ambas naciones, que se llevará a cabo el próximo mes, Estados Unidos aprovechará para "presentar puntos clave en áreas de preocupación".

Ventrell reconoció que la negativa a entregar a Snowden por parte de China y Hong Kong tendría repercusiones en las relaciones, como es el caso de los planes del último para participar en el programa de exención de visa con Estados Unidos.

"Claramente estos problemas tienen un impacto cuando tenemos un rompimiento en materia de cooperación en un asunto clave", remarcó.