Rechazan dictamen que anula orden de captura contra Serrano Elías

La justicia de Guatemala resolvió hoy dejar sin efecto la orden de captura contra el ex presidente Jorge Serrano Elías (1991-1993), lo cual fue rechazado por juristas y legisladores.

Con la votación de dos magistrados a favor y uno en contra, la Sala Tercera de Apelaciones emitió este martes una resolución que dejó sin efecto las órdenes de captura giradas contra Serrano Elías, acusado de 15 delitos como violación a la Constitución.

También es acusado por el Ministerio Público (MP) de rebelión, desacato a presidentes de los organismos Judicial y Legislativo y abuso de autoridad, entre otros delitos.

Según el MP, los delitos fueron cometidos el 25 de mayo de 1993 cuando Serrano Elías, en un hecho conocido como "autogolpe", disolvió los organismos Legislativo y Judicial y suspendió la vigencia de numerosos artículos de la Constitución.

Luego de fracasar el autogolpe de Estado, al no conseguir el apoyo de la población ni de las Fuerzas Armadas, Serrano Elías huyó del país el 1 de junio de 1993.

Un día después, un tribunal dictó orden de captura internacional contra Serrano Elías, quien se encontraba en El Salvador, desde donde salió días después con destino a Panamá, donde reside desde entonces.

El ex gobernante, quien habría huido de Guatemala con fuertes cantidades de dinero del presupuesto, vive como un acaudalado empresario en Panamá, país que ha negado el pedido de extradición de la justicia guatemalteca debido a que no existe un acuerdo en la materia.

En su dictamen de este martes, la Sala Tercera de Apelaciones argumentó que se violó el debido proceso al no respetarse el derecho de antejuicio (inmunidad) del que gozaba Serrano Elías como presidente de la República.

El presidente Otto Pérez Molina, quien en los tiempos del autogolpe era parte de la jerarquía del Ejército y no respaldó a Serrano Elías, consideró que "sería muy triste para los guatemaltecos que el delito (del ex gobernante) quede en la impunidad".

El ex presidente Serrano Elías, en declaraciones desde Panamá a una estación de radio guatemalteca, dijo que la resolución era "un hito histórico, que marca el fin de una persecución de 20 años", pero declinó precisar si retornará a Guatemala.

El ex magistrado de la Corte de Constitucionalidad, Carlos Reynoso Gil, afirmó que se trata de una aberración jurídica, pues Serrano Elías no gozaba del derecho de antejuicio por encontrarse "en delito flagrante" al violar la Constitución por disolver los organismos Judicial y Legislativo el 25 de mayo de 1993.

"Es increíble, un total absurdo", afirmó por su parte, el ex vicepresidente del Centro de Defensa de la Constitución (Cedecon), Alejandro Balsells, quien consideró sospechoso que 20 años después se emita un dictamen de este tipo "terriblemente nefasto".

Con esta resolución "se da la imagen de nuevo de que en Guatemala opera un sistema de justicia nada serio", sostuvo Balsells, quien reiteró que "sin ninguna duda, Serrano Elías cometió un delito y no tenía derecho de antejuicio".

El diputado Mario Taracena, quien formaba hace 20 años el Congreso disuelto por Serrano Elías, afirmó que no podía existir derecho de antejuicio cuando Serrano Elías desconoció al Organismo Judicial y a la Constitución y estaba en un delito flagrante.

Luego del fallido autogolpe y la salida del país de Serrano Elías tras una dictadura de siete días, el Congreso designó al titular de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Ramiro de León Carpio, quien gobernó del 6 de junio de 1993 al 14 de enero de 1996.