Busca municipio de Querétaro evitar demolición de un puente

La presidencia municipal de Querétaro interpuso un recurso de revisión ante la Conagua, que multó con 93 mil pesos a la administración capitalina y ordenó demoler un puente que costó ocho millones de pesos.

El auditor municipal, Carlos Rentería, informó que se interpuso el recurso ante la resolución de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para evitar un daño al erario, pero la respuesta podría tardar tres meses.

El puente se construyó entre septiembre y diciembre del año 2011, cuando era presidente municipal de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, hoy senador del Partido Acción Nacional (PAN).

Se trata de un puente que sirve como retorno sobre Avenida Universidad, sobre el río del mismo nombre, casi esquina con Tecnológico, sin que se notificara o pidiera permiso a la Conagua, responsable del cauce del río.

En el año 2012 se notificó al gobierno municipal que se realizaría una inspección a la obra y en febrero de este año, el organismo federal determinó la multa y ordenó la demolición del puente, por carecer de permisos para construir sobre el río.

De acuerdo con la información de la administración municipal, el pasado gobierno capitalino responsabilizó al constructor de conseguir los permisos para la obra.

Para la Conagua, no había razón para no solicitar el permiso para la construcción, por lo que ordenó una multa por 93 mil pesos y la demolición del respectivo puente, por lo que la presidencia municipal interpuso un recurso de revisión.

"Para que reconsideran la posibilidad de no destruir el puente, pero estamos sujetos a que determinen si es procedente este recurso de revisión, sobre todo si el puente cumple con los normativos técnicos", añadió el auditor.

Carlos Rentería insistió en la importancia de reconsiderar la decisión de la Conagua, porque la demolición del puente significaría un daño al erario municipal.

"Si la resolución se mantiene firme, se tendrá que proceder a la demolición del puente, con el consiguiente daño. La auditoría pediría iniciar un procedimiento administrativo porque es responsabilidad de alguien", señaló.

El organismo federal insiste en que no recibió ni solicitud de autorización ni emitió permiso alguno por esta obra que se construyó con recursos federales y la multa tendría que pagarla la actual administración.

A raíz de estos hechos, las distintas áreas de la administración iniciaron una revisión para verificar que todas las obras, en las que tuvo intervención alguna dependencia federal cuenten con los permisos.

Al respecto, el presidente municipal de Querétaro, Roberto Loyola Vera, pidió no adelantar conclusiones por este caso y esperar el desahogo de todos los trámites.