Deja ocho muertes accidente aéreo en operación de rescate en India

Al menos ocho personas perdieron la vida hoy al estrellarse un helicóptero de salvamento durante operaciones de rescate en el estado de Uttarakhand, en el norte de India, devastado por inundaciones y deslizamientos que han dejado ya 822 muertos.

El vicedirector de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, M Sashidhar Reddy, confirmó esta noche que el helicóptero transportaba a 19 personas cuando se impactó cerca de Gaurikund, en Uttarakhand, al parecer debido a las malas condiciones meteorológicas en el área.

Por ahora, ocho cuerpos han sido recuperados, informó y admitió que existen sólo remotas oportunidades de supervivencia entre el resto de las personas que iban en la nave, incluido personal de la Fuerza Aérea de India (FAI), según despachos de la agencia local de noticias PTI.

Un portavoz de la FAI precisó que la aeronave accidentada es un Mi-17 V5 que regresaba a Kedarnath procedente de una misión de rescate en Guptkashi, la tercera del día, y señaló que de los ocho muertos por ahora confirmados, al menos tres son oficiales militares.

Tras el accidente, que ya está bajo investigación por orden judicial, la FAI aseguró que sigue la búsqueda de los demás pasajeros del helicóptero y que las operaciones de rescate en general continúan en toda la región afectada por las inundaciones y los deslizamientos.

Las operaciones de rescate se vieron dificultadas este martes debido a las torrenciales lluvias y nuevos deslizamientos en el norte de India, sin embargo, los equipos de socorro lograron recuperar 142 cuerpos más en las últimas horas.

Con esto, el saldo de víctimas mortales a causa de los efectos devastadores de las lluvias monzónicas ascendió a 822, de acuerdo con el más reciente balance oficial, que además precisó que más de ocho mil personas aún se encuentran varadas a través de Uttarakhand.

Conforme avanzan las operaciones de socorro y crece el número de cadáveres (entre los recuperados y los que aún flotan en las aguas o están atorados entre el lodo y los escombros), aumentan también las preocupaciones por la propagación de enfermedades.

Las autoridades estatales han acelerado las operaciones para retirar los cuerpos recuperados, a fin de que tras tomar muestras para su identificación -vía análisis de ADN-, sean llevados a un sitio especial donde se realizarán misas ritual de cremación.