El fallo de la Corte Suprema es un "revés serio" a votantes: Holder

El procurador de Estados Unidos, Eric Holder, sostuvo hoy que la invalidación de una parte de la Ley de Derechos del Voto es un "revés serio e innecesario", en momentos que subsiste la discriminación a votantes hispanos y de las minorías.

Holder, el primer secretario de Justicia de la historia del país, lamentó la decisión de los cinco magistrados conservadores de la Corte Suprema de eliminar la Sección 4 de la Ley de Derechos del Voto de 1965, justo después que una corte confirmó en Texas un intento de discriminación a hispanos.

"Estos problemas no han sido consignados a la historia. Continúan existiendo, sus efectos son reales, y corroen los cimientos de nuestra democracia", señaló.

Con una votación de cinco a cuatro, los magistrados conservadores encabezados por el presidente del tribunal John Roberts consideraron inconstitucional la Sección 4 que identificaba a los nueve estados del país que requerían el permiso especial del Departamento de Justicia.

El año pasado una corte federal bloqueó la política de reconfiguración de distritos electorales en Texas, bajo el argumento de que discriminaba contra votantes latinos.

Holder sostuvo que la acción de Texas hubiera sido aplicada de manera instantánea en caso que el fallo de la corte hubiera estado en vigor en ese momento.

La Sección 5 de la Ley de Derechos de Voto fija el requisito de que los nueve estados obtengan un permiso del Departamento de Justicia, como ocurrió en el pasado ciclo electoral con Texas, antes de enmendar cualquier ley relativa al voto.

Aunque la Sección 5 fue dejada intacta por el fallo, analistas coincidieron en que se hizo irrelevante con la invalidación de la Sección 4 que precisaba cuáles son las entidades con un historial de discriminación racial.

Los estados incluidos desde 1965 son Arizona, Texas, Louisiana, Alabama, Mississippi, Georgia, Carolina del Sur y Virginia, así como algunos condados de Carolina del Norte.

Holder señaló que el Departamento de Justicia seguirá monitoreando de manera cuidadosa sus jurisdicciones en el país para cambios en votos que puedan obstaculizar los derechos de voto.

Indicó que el Congreso necesita actuar para asegurar que todos los estadunidense tengan acceso a las urnas y dijo esperar que sean aprobadas nuevas protecciones en la actual legislatura.