Albergues de desintoxicación evitan cuatro mil delitos en SLRC

Miembros y directivos de la Unión de Centros de Rehabilitación de esta frontera estiman que la existencia de los albergues de desintoxicación evita al menos cuatro mil delitos a la semana.

La presidenta de la agrupación, Laura Martínez Dustan, indicó que los farmacodependientes, por lo general, son personas de bajos recursos que deben recurrir al delito para obtener la siguiente dosis.

Destacó que en la localidad existen 16 centros de desintoxicación, en los cuales hay al menos mil internos, "tenemos que con esto se evitan cuatro mil delitos en promedio".

La sociedad debe saber la importancia de hablar de este tema, indicó en el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Droga, que se celebra el 26 de junio.

Según estudios, cada una de estas personas con el problema de drogadicción, al estar en la calle y carecer de recursos para comprar la dosis del día, delinque en un estimado de cuatro veces por semana, expuso.

Refirió que por lo general estos enfermos cometen delitos menores, como robos de ropa, de radios de autos, juguetes, herramientas de casas y hasta roban cables de casa en construcción o abandonadas.

"En los centros protegemos a los adictos, que cuenten con lo necesario para su estancia en el centro así como terapias para lograr reintegrarlos a una sociedad y libres de vicios. La gente debe entender que es una enfermedad", expresó.

De acuerdo con información proporcionada por la Unión de Centros de Rehabilitación de San Luis Río Colorado, el tiempo de estancia puede variar, pero lo mínimo es un mes y se puede prolongar por varios más.

En la región la principal droga por la cual ingresan los pacientes es la metanfetamina, mejor conocida como "crystal", "ice" o "hielo", que tiene un alto porcentaje de incidencia, luego siguen la heroína, cocaína y marihuana.

Aunque cada caso es diferente, resaltó, en promedio estas estancias cobran un promedio de 250 a 400 pesos por semana, lo que incluye alojamiento, alimentos, atención médica y sicológica, pero la familia debe comprar los medicamentos que sean necesarios.

Algunos de estos lugares se auxilian de los adictos que han mejorado en la desintoxicación, para que vendan golosinas o manualidades en las calles, indicó, pero con mucha supervisión porque pueden recaer.

Jorge "N", ex interno del Centro de Rehabilitación para Drogadictos y Alcohólicos, manifestó que "los más difíciles son los primeros días, porque te pega la malilla del crystal y te duelen los huesos, pero si aguantas es casi seguro que la libras".

Pero de acuerdo con cifras de los Servicios Médicos Municipales (SMM), el índice de recuperación, y que ya no regresen al consumo de drogas, varía entre el 15 y 25 por ciento de los pacientes en la localidad.

Agregó que los albergues para la desintoxicación de esta frontera están entre los mejores de Sonora.

Además de que en 2012 recibieron la certificación de la Norma Oficial Mexicana NOM-028-SSA-2009 por parte del Centro Estatal Contra las Adicciones (Cecad) de Sonora y del Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones.