Desarrollo de talento, tendencia entre ejecutivos mexicanos

El desarrollo de talento es la tendencia más apremiante entre los ejecutivos mexicanos, seguido del impulso de un nuevo estilo de liderazgo, de acuerdo con la consultora Deloitte.

Lo anterior, explica, debido posiblemente a que la estabilidad financiera del país ofrece oportunidades de crecimiento para los negocios, para nuevos productos y servicios, así como para la expansión a otros mercados.

La firma que ofrece servicios profesionales de auditoría, impuestos, consultoría y asesoría financiera a clientes públicos y privados de diversas industrias destaca que en un mercado laboral muy competido, existe el reto de escalar y retener el talento existente.

Expone además el hecho de que muchos líderes están próximos a jubilarse y ello que plantea el reto de contar con sucesores adecuados.

"Para enfrentar esta situación, la función de Capital Humano debe transformarse en la adopción de prácticas más estratégicas y estar más cerca de las necesidades de sus clientes", apunta.

En el estudio "Redefiniendo horizontes. Tendencias de capital humano 2013", Deloitte identifica las tendencias que impactarán a las organizaciones globales en el corto, mediano y largo plazos, según la opinión de más de mil 300 líderes empresariales y ejecutivos de recursos humanos en 59 países de las principales zonas económicas, incluido México.

En la actualidad, expone, las empresas entienden que la incertidumbre aún es parte del panorama de los negocios, pero en lugar de sólo reaccionar a los cambios, han desarrollado estrategias que les permiten convertir dicha situación en una ventaja competitiva.

Reconocen que en un mundo que está cambiando rápidamente, la velocidad con la que las organizaciones se adaptan es una capacidad crítica para el negocio, añade la firma.

Deloitte subraya que en comparación con sus contrapartes globales, los ejecutivos mexicanos sienten mayor confianza en sus capacidades de capital humano.

Refiere que la cuarta parte considera que poseen áreas de desarrollo de talento de clase mundial y requieren mejorar en algunas prácticas clave, y poco más de cuatro de cada 10 ejecutivos opina que su función de capital humano es adecuada pero no de clase mundial.

De esta manera, anota, los encuestados se sienten "en buena forma" para adoptar las tendencias de capital humano que se vislumbran en el corto y mediano plazos, lo que contrasta con que la tendencia de transformación de dicha área fue calificada con alta prioridad.

La consultora menciona que 32 por ciento de los consultados opina que su función de capital humano requiere mejoras significativas (20 por ciento) o bien están por debajo del nivel esperado (12 por ciento).

"México goza de una economía estable, con una generación de empleos, finanzas públicas sanas con baja deuda pública y altas reservas, así como una inflación baja y controlada. El reto es repuntar un crecimiento que ha sido sostenido pero requiere acelerarse", subraya.

En ese proceso, anota, el talento debe dirigir las decisiones que tocan profundamente en la estrategia central de una organización y marca la diferencia en un ambiente de incertidumbre en el que capitalizar las oportunidades establecerá el rumbo de las organizaciones hacia el futuro.

Trabajar en el desarrollo de estrategias adecuadas determinará qué organizaciones se separarán de sus competidores y cuáles se quedarán atrás, puntualiza.