Destina Suiza el 15.8 por ciento del gasto público a la Educación

El gobierno de Suiza invierte el 15.8 por ciento del gasto público total en Educación, reveló hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en su informe "Panorama de la Educación 2013".

La Educación es la segunda prioridad del gasto público helvético, apenas detrás de la previsión social.

En educación pre-escolar el gobierno suizo gasta en cada alumno cinco mil 186 dólares anuales, 11 mil 513 por cada alumno de primaria, 14 mil 972 para los de secundaria y 21 mil 893 para cada estudiante de educación universitaria también conocida como terciaria.

Suiza tiene una población de poco más de siete millones de personas de los que el 15.1 por ciento son niños entre los cero y los 14 años de edad y un 67.9 por ciento corresponde a personas entre 15 y 64 años.

De manera general, la población suiza dispone de un buen nivel de educación.

El 82 por ciento de las personas que tienen entre 25 y 64 años poseen al menos una formación de grado secundario II (diploma de bachillerato, "maturité" profesional o certificado federal de capacidad).

Según la OCDE un gran porcentaje de la población suiza alcanza por lo general la educación secundaria superior mínima.

El 86 por ciento de 25 a 64 años de edad, y el 89 por ciento de 25 a 34 años, han obtenido al menos un grado de calificación de enseñanza secundaria superior, el promedio de la OCDE es de 75 por ciento y 82 por ciento de manera respectiva.

Según estimaciones, el 73 por ciento de los jóvenes en Suiza tienen la oportunidad de completar un grado profesional de nivel secundario superior en su vida, casi siempre combinando la escuela y el trabajo, en comparación con el promedio de la OCDE de 47 por ciento.

El informe destacó que una fuerte tradición secundaria y de formación profesional superior puede hacer una gran diferencia cuando se trata de encontrar un puesto de trabajo.

"Para los jóvenes que no continúan hacia la educación terciaria (universitaria), la educación vocacional ofrece mejores perspectivas para su empleabilidad que una educación secundaria superior generalizada, con una orientación más académica", según la OCDE.

En el contexto de la crisis económica y el empeoramiento de las condiciones del mercado laboral, la formación profesional secundaria superior y formación profesional (EFP) ofrece a los jóvenes la oportunidad de adquirir la experiencia en habilidades.

Además de conocimientos y prácticas relevantes para ocupaciones especializadas, les ayuda a prepararse para la entrada en el mercado laboral.

De hecho, en Suiza la tasa de desempleo de los graduados de los programas de formación profesional es de 2.0 por ciento menos que la tasa de desempleo para las personas con una educación general (3.1 por ciento contra 5.1 por ciento).

La tasa de desempleo de la OCDE para los que tienen una educación general es del 8.3 por ciento y para los que tienen una formación profesional es de 7.3 por ciento.

En Suiza, de total de los jóvenes entre 15 y 29 años con educación secundaria, el 77 por ciento continuó sus estudios, el 13 por ciento eran empleados y el 10 por ciento ni estudian ni trabajan, frente al promedio de la OCDE de 68 por ciento, 17 por ciento y 16 por ciento, de manera respectiva.

Mientras, la proporción de jóvenes de 15 a 29 años de edad con un título terciario que estaban empleados, y ya no en la educación, se redujo en 7.0 puntos porcentuales desde el comienzo de la crisis financiera.

De 73 por ciento en 2008 pasó a 66 por ciento en 2011, una disminución mayor frente a la baja promedio en la OCDE de 5.0 puntos porcentuales.

La proporción de jóvenes de 15 a 29 años con estudios superiores que continuó sus estudios aumentó 8.0 puntos porcentuales entre 2008 y 2011, al pasar de 19 a 27 por ciento, un aumento frente al alza promedio de la OCDE de 1.0 punto porcentual en el mismo período que pasó de 22 a 23 por ciento.

La tasa de empleo en Suiza para personas con todos los niveles de la educación es de 83 por ciento, situándose en primer lugar, junto a Islandia, Noruega y Suecia entre los países de la OCDE.

Entre los adultos con educación superior en edad de trabajar de 25 a 64 años, la tasa de desempleo aumentó a un ritmo mucho más lento que en otros países de la OCDE, con un crecimiento de 0.8 puntos porcentuales del 1.8 por ciento al 2.6 por ciento.

Frente a un incremento promedio de 1.5 puntos porcentuales de 3.3 por ciento a 4.8 por ciento entre los países de la OCDE entre 2008 y 2011.

La diferencia fue aún mayor con los países de la Unión Europea, cuya tasa de desempleo crece en 2.0 puntos porcentuales, pasando del 3.2 por ciento al 5.2 por ciento.

Por otro lado, las tasas de desempleo de Suiza aumentaron más en relación al menor nivel educativo: entre 2008 y 2011 el desempleo aumentó 1.6 puntos porcentuales entre los que no habían alcanzado la educación secundaria superior, pero sigue siendo menor que el aumento promedio de la OCDE en este rubro de 3.8 puntos porcentuales.

En la Suiza las personas que tienen educación universitaria ganan en promedio un 55 por ciento más que sus contrapartes con educación no terciaria secundaria o post-secundaria superior.

Otros hallazgos mostraron que el informe indicó que el 35 por ciento de los adultos en edad de trabajar de 25 a 64 años obtienen un título universitario, frente al 32 por ciento en países de la OCDE.

El informe destacó que los salarios de los maestros suizos son los más altos de los países de la OCDE. Después de 11 años de experiencia, los maestros de enseñanza secundaria ganan casi 68 mil dólares anuales en comparación con el promedio de 37 mil 213 de la OCDE.

Sin embargo, los salarios de los maestros en Suiza se han mantenido estables en términos reales desde 2000, mientras que aumentaron en la mayoría de países de la OCDE.

El sistema educativo en Suiza es diverso ya que cada cantón es responsable del programa, sin embargo, la Constitución establece que la educación primaria es obligatoria y gratuita.

La edad mínima para enrolarse en la escuela primaria es de seis años y después de terminar primaria los alumnos son divididos según sus capacidades, intereses y aptitudes.

Con ello, unos siguen el camino que los lleva hacia la universidad y otros se encaminan hacia escuelas comerciales, vocacionales o escuelas técnicas.

En Suiza hay 10 universidades públicas, dos Institutos Federales de Tecnología, el EPFL en Lausanne y ETHZ en Zúrich, reconocidos a nivel mundial, 10 universidades en ciencias aplicadas y 16 universidades de bellas artes o conservatorios, todos ellos gestionados por el gobierno.

Asimismo, hay un gran número de escuelas, universidades y centros de estudios privados.